Despertando la Montaña: “HyperNormalisation”, cómo volver a la realidad

0 Flares 0 Flares ×

Cristóbal Torres.-

“No es lo miso la Luna que la mano que señala la Luna”. Esta frase derivada de un proverbio chino nos recuerda cómo el lenguaje a veces confunde la mente de los seres humanos por creer que son las cosas en sí mismas.

El engaño hace que muchas acciones encaminadas a provocar un cambio se queden en simples simbolismos que no tienen el más mínimo impacto en la realidad. Desde movimientos artísticos hasta marchas multitudinarias, todo se queda en el terreno de la fantasía, en las imágenes que nuestra mente substituye por la realidad física.

Esto viene a cuento porque de eso mismo trata “HyperNormalisation” (2016), el nuevo documental de Adam Curtis, conocido por haber hecho, entre otros, filmes como “El siglo del individualismo” (2002).

Con una duración aproximada de dos horas y cuarenta minutos, el largometraje es una crónica que parte de mediados de los 70 y termina justo antes de las últimas elecciones en Estados Unidos.

La obra es narrada por el mismo autor, quien utiliza imágenes de archivo de la BBC tanto para ilustrar su discurso como para presentar testimonios que aportan a su tesis. Expone cómo juntando los factores correctos se puede generar una percepción colectiva de los fenómenos.

Despertando montana 2

EL NACIMIENTO DEL CONCEPTO

El concepto de “hipernormalización” es acuñado en la Rusia soviética cuando el estatismo impuesto por Stalin generó desasosiego en la población; cuando el proyecto de nación fracasó, los gobernantes se rehusaron a reconocerlo.

La población rusa tenía dos realidades: la que vivían y la que los políticos describían en sus discursos. Como no había esperanzas de cambio, la gente no tuvo otra opción mas que entrar al juego de la fantasía. Eso fue la hipernormalización, “uno era parte del sistema de tal modo que era imposible ver más allá de él”, explica Curtis.

El documental sugiere que el actual periodo de la historia padece el mismo mal. El desencanto por las soluciones políticas y la consagración de una economía del consumo han hecho que la población no sea capaz de pensar en un futuro promisorio.

Este fenómeno habría de manifestarse, según Curtis, en acontecimientos como el “Brexit” o el mismo ascenso de Donald Trump; sucesos donde la realidad física que nos rodea ya no es un parámetro para tomar una decisión.

UNA HISTORIA BIEN ENTRETEJIDA HACIA LA NADA

Debido a la extensión del largometraje, la cantidad de información presentada es vasta; sin embargo es de aplaudir la manera en la que Curtis entreteje todas y cada de las partes en su narración. Todo está correlacionado entre sí.

Desde la crisis financiera de Nueva York en 1975 hasta la llegada de Muammar al-Gaddafi al poder en Libia, pasando por la primavera árabe y el movimiento Ocupa Wall Street, Curtis relata una historia donde el mundo se fue transformando de la mano de la tecnología hasta el punto actual.

Aunque su contenido cinematográfico es casi nulo, la fuerza de su discurso prevalece; sin embargo por muy bien fundamentado que esté, es una desgracia saber que este documental no cambiará la realidad que denuncia. Dicho en otras palabras, comete el error que señala al principio.

Como un ejercicio de autoexploración esta obra es muy buena, como casi cualquier documental; pero como una herramienta efectiva de cambio se queda muy corta, como casi cualquier documental. Comienza a ser hora para hallar un método que combata esta aridez.

Lone

CRISTÓBAL TORRES. Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Apasionado del documental, ha participado en festivales como DocsDF (ahora DocsMx) y Ambulante. Obtuvo mención honorífica por su investigación sobre la formación de audiencias cinematográficas en la Ciudad de México.

Post relacionados