Despertando la montaña: #FICUNAM9 presentó el documental La Balsa

marzo 22, 2019

Escrito por: Cristóbal Torres | @Lanzaddt

En 1972 el psicólogo Santiago Genovés construyó una pequeña embarcación de madera en la que metió a diez personas de diferentes partes del mundo y distintos trasfondos socioculturales para cruzar todo el Océano Atlántico desde España hasta México.

Con este experimento quería saber si la violencia era una actividad innata en el comportamiento humano o se trataba de algo aprendido con el paso del tiempo.

La embarcación se llamó Acali (que significa “casa sobre el mar”) y, aunque fue todo un acontecimiento mediático, poco a poco perdió eco hasta que el documentalista sueco Marcus Linden lo redescubrió en un libro sobre los 100 experimentos más locos de la humanidad.

Comenzó su investigación cinco años atrás; por desgracia, cuando llegó a México, se enteró que el profesor Genovés había muerto apenas unas semanas antes. Se acercó a su hijo, quien amablemente le acercó todo el acervo de su padre.

Aunque encontró mucha información, su principal cometido era hallar material audiovisual que pudiera dar sustento a un documental. Buscó en múltiples archivos cinematográficos, incluyendo la Filmoteca de la UNAM, pero no encontró nada.

Antes de dar todo por perdido, halló el recibo de un laboratorio que daba fe de la existencia de ocho horas de material fílmico revelado en sus instalaciones con el nombre de “acalli” (añadiendo una ele de más).

Con esa nueva palabra clave volvió a realizar su búsqueda y finalmente dio con las grabaciones de la embarcación, dando pie a la realización de La Balsa, un documental que narra la experiencia de las personas que navegaron durante 110 días sobre el mar.

El documental basa su discurso visual en dos fuentes: la primera y más importante es el material de archivo conseguido gracias a su intensa investigación, permitiéndole ilustrar a la perfección lo que narra.

Una voz en off (grabada por Daniel Giménez Cacho) da contexto a las imágenes, se trata de líneas escritas a partir de las notas que el mismo Santiago Genovés escribió durante el viaje.

Aunque FICUNAM proyectó la cinta con audio en inglés, Marcus Lindeen reveló que el actor ya se encontraba grabando la versión en español para su próxima corrida comercial en México.

La segunda fuente es muy interesante pues se trata de una reconstrucción de la balsa; ahí lleva a los siete sobrevivientes de aquella experiencia para que charlen y revivan lo sucedido.

La puesta en escena fue realizada por Simone Grau, quien ha sido escenógrafa de Lars Von Trier (Dogville es un ejemplo de su trabajo), consiguiendo escenas interesantes que le dan más sustancia al documental.

Gracias a esto, Marcus pudo evitar las trilladas cabezas parlantes (aunque sí las utiliza en algunas ocasiones), consiguiendo diálogos que ahondan muchísimo en la experiencia de los sobrevivientes.

Aunque la intención del profesor Genovés fue llevar al extremo la situación para generar un clima de violencia, las lecciones aprendidas surgieron a partir de la armonía y comunión entre los participantes.

Quizá si hubiera manipulado la repartición de recursos de manera inequitativa tal y como sucede en el mundo real, habría conseguido el cometido de ver a razas, colores de piel y estratos sociales pelearse entre sí.

La Balsa tendrá un ciclo en Cine Tonalá y será parte del Foro Internacional de la Cineteca, por lo que todavía será posible verla en pantallas de cine en los próximos meses.

Relacionados