Despertando la montaña: Cuando Jim Carey fue poseído por Andy Kaufman

septiembre 15, 2018

Por: Redacción

Man on the Moon fue una película dirigida por Milos Forman y protagonizada por Jim Carey, quien recién venía de protagonizar The Truman Show y Liar Liar.

A finales del año pasado, el director Chris Smith se enteró por medio de Spike Jonze que Jim Carey tenía mucho material detrás de cámaras de Man on the Moon, material que llevaba 20 años guardado.

De acuerdo con el mismo actor, Universal Studios hizo lo posible por que dichas grabaciones jamás vieran la luz y así cuidar la imagen de Carey, pues había provocado muchos estragos.

Las escenas fueron grabadas por Lynne Margulies, ex pareja de Andy Kaufman (que en la película es interpretada por Courtney Love) y Bob Zmuda, amigo del fallecido comediante (que es interpretado por Paul Giamatti).

Gracias al interés de Spike Jonze por esas imágenes, Chris Smith se involucró en el proyecto y consiguió realizar Jim & Andy: The Great Beyond, un documental estrenado en noviembre del año pasado en Netflix.

Por medio de una entrevista, Jim Carey habla sobre su carrera, parte de su vida personal y cómo fue el proceso de interpretar a Andy Kaufman en Man on the Moon.

El trabajo lo devoró por completo, pues nunca dejó de actuar aun cuando las cámaras se habían apagado. Lo que empezó como una ocurrencia, paulatinamente se transformó en algo más serio.

Según el mismo Carey, Andy Kaufman poseyó su cuerpo; antes de realizar la película, trató de comunicarse con él telepáticamente y unos delfines aparecieron saltando en el mar, algo que consideró como una respuesta.

En una charla con Jazz Tangcay para Awards Daily, el director explica que había cuatro elementos que intentó juntar en el documental: la vida de Jim, la vida de Andy, lo que pasó durante la grabación de la película y cómo eso afectó al actor.

La entrevista ocurre en casa de Jim, al tiempo que se alternan imágenes de archivo tanto de su juventud, los inicios de su carrera y lo que ocurría en las grabaciones de Man on the Moon.

La charla termina siendo muy íntima, pues no sólo explica cómo fue interpretar a Andy Kaufman; también explica cómo varias de las películas que hizo eran una proyección de lo que estaba pasando en su vida.

Para The Truman Show cuenta que la fama lo había encerrado en un mundo aislado y que esa sensación fue la que Peter Weir (el director de esa película) captó para elegirlo como protagonista.

Narra también cómo Michel Gondry notó que estaba triste y le pidió que así se mantuviera durante un año para realizar Eternal Sunshine of the Spotless Mind.

En el caso de Man on the Moon explica cómo paulatinamente el personaje de Andy Kaufman lo fue consumiendo durante el rodaje, llegando a extremos que ponía en predicamentos a la producción.

El staff no sabía en qué momento se había borrado la línea entre la persona real y el personaje; hasta el mismo Milos Forman tenía que preguntar: “¿hablo con Jim o con Andy?”.

Jim & Andy: The Great Beyond es una especie de confesión por parte de Jim Carey, pues gran parte de su entrevista versa sobre conceptos de la vida y la existencia que influyen mucho en él.

Independientemente de si han visto o no Man on the Moon, este documental es un interesante acercamiento al fenómeno de la actuación llevado a sus extremos más siniestros y al mismo tiempo más emotivos.

Por: Cristóbal Torres | @lanzaddt

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Apasionado del documental, ha participado en festivales como DocsDF (ahora DocsMx) y Ambulante. Obtuvo mención honorífica por su investigación sobre la formación de audiencias cinematográficas en la Ciudad de México.

Relacionados