Despertando la montaña: Chivas, la película o los remedos de Chivas TV

diciembre 1, 2018

Por: Redacción

En medio de otra crisis deportiva donde Chivas es el peor local de todo el fútbol mexicano con solamente un partido ganado en 12 meses, la directiva rojiblanca ha decidido burlarse de toda la afición con: Chivas, la película.

Se trata de un documental dirigido por Rubén Bañuelos e Iván López Barba, este último ya con un recorrido en el género; llegó a participar en Voces del Subterráneo (2010), sobre la explosión en la mina de carbón Pasta de Conchos.

El largometraje documenta los entresijos de lo ocurrido en los torneos Apertura 2016 y Clausura 2017, con un mayor énfasis en el segundo pues es cuando el equipo salió campeón (en circunstancias muy raras que la película jamás toca).

La narración es una combinación de estilo observacional y estilo participativo de hacer documental, es decir, intentan ser esa ‘mosca en la pared’ grabando cómo los jugadores interactúan tanto en vestidores y entrenamientos; pero no dejan de acudir a entrevistas y voces en off de los involucrados explicando escenas y momentos.

Tanto Amaury Vergara (productor) como los directores juran que hicieron el documental porque ‘vieron una historia de transformación humana’ en los jugadores y que la habrían hecho aun cuando Chivas no hubiera salido campeón.

La verdad es que originalmente la idea era grabar material para Chivas TV; recordemos que en 2016 el equipo dejó de transmitir sus partidos en televisión haciéndolo únicamente a través de esa plataforma por lo que Amaury Vergara se dio a la tarea de generar material para el canal. En aquel entonces era común ver la charla de Matías Almeyda con el equipo antes de cada partido además de escenas exclusivas de sus entrenamientos.

Aprovechando que el mediocre sistema de competencia le permitió a Chivas ser campeón, pues únicamente tomaron todo ese material grabado y agregaron entrevistas de algunos jugadores para añadir más recursos a la narración.

Si algo destaca en todo el documental es Matías Almeyda: su discurso, su forma de hacer grupo y el ambiente que consiguió crear en el equipo. Por eso surge la duda: ¿los directores también grabaron cómo la directiva (específicamente José Luis Higuera) le terminó dando una patada y lo corrió por la puerta de atrás?

El documental narra los acontecimientos con un ritmo muy claro: presenta escenas de un partido, luego el impacto mediático (con escenas de programas de ESPN) y lo complementa con tomas del entrenamiento o entrevistas. Así se la lleva hasta la final contra Tigres.

Desgraciadamente estamos ante un claro ejemplo tipo La revolución no será televisada (Kim Bartley, Donnacha O’Briain, 2003), sólo que aquí conviene llamarlo: El penal no será mostrado. El largometraje no hace ninguna mención del penal que cometió Jair Pereira a Ismael Sosa y que el mismo Enrique Santander reconoció como error. ¿Por qué? ¿Pretenden borrar acontecimientos de la historia re-escribiéndola con omisiones groseras?

El Torneo Apertura 2018 llegó a su fase de Liguilla y en lugar de prepararse para ella, Chivas está enfocado en presentar una película que distorsiona los hechos y hace recordar a todos los aficionados del Rebaño Sagrado el enorme error que fue dejar ir a Matías Almeyda.

Por: Cristóbal Torres | @lanzaddt

Licenciado en Comunicación y Periodismo por la FES Aragón de la UNAM. Apasionado del documental, ha participado en festivales como DocsDF (ahora DocsMx) y Ambulante. Obtuvo mención honorífica por su investigación sobre la formación de audiencias cinematográficas en la Ciudad de México.

Relacionados