Del Toro llegó a Guadalajara con sus Oscar y agradecido con México

marzo 11, 2018

Por: Redacción

GUADALAJARA, Jalisco.- Con un lleno total dentro del marco del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, dio inicio la tan esperada Master Class impartida por el cineasta mexicano Guillermo del Toro reciente ganador de dos Óscar, como Mejor director y Mejor película por La forma del agua, en la que expresó que el lenguaje de cine le preocupa mucho, y por eso es que realiza entrevistas con distintos directores para discutir temas audiovisuales.

De Toro mencionó que desde su perspectiva, el cine ha cambiado mucho en los últimos años, ya que los argumentos deben ser súper básicos  en una película y no el qué, sino el cómo sucedió, un momento de luz, mágico y perfecto, cada vez se discute menos, ahora es qué le pasa a cada quién, subrayó, por lo que discutir el cine para recuperar ese lenguaje.

El cine es química, tomar elementos que transmutas y conviertes en oro”, dijo.

El diálogo más simple entre la película, se hace a través del director por lo que la relación con el fotógrafo es la más íntima, la más importante”, precisó.

Para el director, el creador se debe sentar y codificar la película, “entonces el rojo en ‘La cumbre escarlata’ es el pasado, en ‘La forma del agua’, es el amor.

Si no te da miedo lo que vas a contar, es probable que no provoques emoción en nadie, porque el día que lo filmas, te preguntas que estás haciendo“, precisó.

Cuando ya hiciste cine en México, puedes hacer cine donde sea”, continuó en su clase, donde explicó que las adversidades son principalmente en nuestro país.

Tienes que tener resistencia, la mitad es tangible y la otra mitad es lo que decides construir con ella”, aseguró el director, “esto, me ayuda a ayudar“.

Al cuestionársele sobre qué significa en estos momentos el Oscar en su carrera, dijo que “Hace diez años empezó un ciclo, muy bonito. Si me hubieras dado de escoger, hubiera hecho historias sobre Guadalajara, quería hacer películas sobre historia moderna en Donato Guerra y te vas yendo por caminos diferentes y forjas una reputación un trabajo, que te digo, se vuelve una pieza“.

El artista manifestó que a él le interesaba muchísimo el Oscar y agregó que la realización del director, sólo lo entiende otro director, ya que lo mismo pasa con otras personas que están en su oficio.

Dijo que lo bonito de ganar, fue la manera en que llegó el premio y que para él fue un momento que no había vivido. “Pero es un momento en que te subes al escenario y miras a la gente de tu oficio y es muy conmovedor, es un momento de mucha paz”, comentó.

“¿Qué pasa a los 53 años?, Me da mucho gusto; si pasa en otro momento más temprano, tener símbolos de éxito te pueden poner un poco loco“, confesó.

Lo importante para mí es llegar a una película descabellada, la combinación de géneros. ‘El laberinto del fauno’ era un cuento de hadas en la pos guerra. Era muy descabellada. La mejor educación de cine es hacer cine con compañeros”.

Del Toro finalizó con la idea de que todos los personajes tienen qué ser parte de alguien que conozcas bien, porque de otro modo no podrás escribirlos.

Más adelante, el cineasta y el presidente del Patronato del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG33), Raúl Padilla López, y María Elodia Jenkins de Landa firmaron un acuerdo para la creación de la Fundación Jenkins-Del Toro, que becará a jóvenes cineastas mexicanos para que estudien en el extranjero.

La beca será entregada cada año en el marco del FICG. La primera será en la edición número 34 a realizarse en 2019 y se otorgará por un monto de hasta 60 mil dólares anuales y será entregada a través de un concurso que tendrá un jurado presidido por el propio Guillermo del Toro.

Por: Cristina Guadalupe Felix Zazueta (debate.com.mx)

Relacionados

Festival de Cine para Niños