De México a Pakistán: Las espectaculares locaciones de James Bond

 

Óscar Velázquez.-

En las últimas semanas, al agente secreto más famoso del mundo se le ha visto en Tirol, la región alpina trilingüe de Europa, para filmar algunas escenas de “Spectre”, la última película de James Bond con Daniel Craig como el Agente 007.

Sölden y Obertilliach son los dos lugares en Austria, elegidos por Eon Productions y el director Sam Mendes, para rodar las escenas de acción que tienen lugar en los Alpes y dar forma al largometraje número 24 protagonizada por el espía con licencia para matar.

En particular el valle de Ötz fue apreciado por sus hermosos paisajes y un sinfín de pistas perfectamente preparadas con más de 300 kilómetros a la redonda; además está atravesado por 70 remontes y salpicado de decenas de refugios futuristas con plataformas de observación, construidas en acero y cristal.

El lugar se corresponde perfectamente con el entorno de la alta densidad de espionaje y la adrenalina necesaria que requiere el filme.

La elección de Tirol se produjo tras una cuidadosa selección de locaciones de montaña, entre ellas Italia y Noruega, que además de su belleza natural representaban las favoritas del escritor Ian Fleming, creador de James Bond.

En el set de la película, junto al actor Daniel Craig, había un elenco internacional conformado también por Ralph Fiennes, Christoph Waltz y la italiana Monica Bellucci.

Durante los descansos es común verlos en las pistas de esquí o en el spa, pero especialmente en el restaurante gourmet Q Sölden, ubicado a tres mil metros de altura y con terrazas que proporcionan las más espectaculares vistas de las montañas de Gaislachkogl.

No es la primera vez que esta histórica y emblemática saga de películas llega a Austria para rodar escenas. “La espía que me amó” (1977) fue rodada en los Alpes, en el corazón de Austria; y entre los muchos lugares de “007: Quantum of Solace” (2008) hay una persecución en Bregenz, en Vorarlberg.

Hasta ahora la nueva entrega del Agente 007, que se estrenará a finales de 2015, también ha sido filmada en locaciones de Roma, la ciudad de México y en los estudios Pinewood de Londres. En febrero próximo el equipo de producción viajará a Marruecos.

Locaciones de lujo

La elección de lugares exóticos y sorprendentes como telón de fondo para las aventuras del agente secreto, ha contribuido a aumentar la apreciación de los paisajes en la historia y al   mismo tiempo, generar un buen negocio para el turismo local.

Cómo olvidar la famosa escena de playa en Jamaica con “Licencia para matar” (1962), en la que una atractiva y sensual Ursula Andress sale del agua en traje de baño frente a un aturdido Sean Connery como James Bond.

Desde entonces, a la playa Cangrejo Key Beach se le conoce como la “James Bond Beach”, uno de los destinos más visitados por los turistas que aterrizan en la hermosa isla caribeña.

Locaciones james bond 2

Por su parte “Desde Rusia con amor” (1963), se trasladó a Estambul, Zagreb y Venecia. La tercera cinta, “007: Contra Goldfinger” (1964), se filmó entre Miami, Kentucky (Estados Unidos), Ginebra y Puerto Rico. Al año siguiente, para “007: Operación Trueno”, se eligieron locaciones de Bahamas, justo en Isla Paraíso, famosa por sus aguas cristalinas.

007: Sólo se vive dos veces” (1967) se rodó en un volcán extinto en la fascinante región de Kyushu, Japón; “007: Al servicio de Su Majestad” (1969) en los Alpes suizos; “007: Los diamantes son eternos” (1971) en Las Vegas, entre casinos y hoteles de lujo; y “007: Vive y deja morir” (1973) en Nueva York y Luisiana,  con un paseo salvaje en lancha rápida por los pantanos infestados por los cocodrilos.

Para la novena película “007: El hombre del revólver de oro” (1974), la producción se trasladó a Hong Kong, Macao, Bangkok y Phuket, esta última una isla tailandesa poco conocida en aquel entonces, pero perfecta como escenario natural para una película de acción.

Impresionante ubicación para “007: La espía que me amó” (1977), con una persecución en Egipto y un viaje en tren en Cerdeña. En “007: Misión Espacial” se ven la bella Copacabana y el Cristo del Corcovado, en Río de Janeiro; así como las cataratas de Foz do Iguazú, entre Argentina y Brasil. Entre las muchas locaciones también se eligieron Guatemala, Los Ángeles y el castillo francés de Vaux-le-Vicomte.

Con “007: Sólo para tus ojos” (1981), la tripulación regresó a Italia. El resto de la película se filmó en Albania y Grecia, específicamente en Issos y Meteora, con un espectacular monasterio enclavado en las rocas.

Cuba, Berlín del Oeste (cuando todavía existía el muro) y Udaipur, en India, fueron las locaciones elegidas para rodar “007: Octopussy contra las chicas mortales” (1983); mientras que para “007: En la mira de los asesinos”, el equipo de producción se trasladó a Islandia, París (donde James Bond, interpretado por Timothy Dalton se lanzó en paracaídas desde la Torre Eiffel);Chantilly, también en Francia; y a San Francisco, con un dirigible que voló por sobre el Golden Gate.

En 1989, con “007: Licencia para matar”, Dalton filmó secuencias en Florida (Estados Unidos) y México, con lugares exóticos entre la costa y los yacimientos arqueológicos. Incluso, para el espectacular salto de la primera escena de “GoldenEye: El regreso del Agente 007”, (1995) fue elegida la presa Verasca en Locarno, Suiza, donde los adictos a la adrenalina todavía se lanzan para emular a James Bond; esta película también se rodó en Monte Carlo, San Petersburgo, Siberia y Cuba (que en realidad era Puerto Rico).

A nadie le queda duda de que al paso del tiempo las escenas de acción y las locaciones se volvieron más espectaculares. Por ejemplo, “007: El Mañana nunca muere” (1997) fue filmada entre Afganistán y Pakistán, Hamburgo, Londres, Vietnam, Bangkok y Cádiz, al sur de España.

Fue precisamente en tierra ibérica donde el agente, encarnado por Pierce Brosnan, combatió a sus enemigos en la cinta “007: El mundo no basta” (1999), en persecuciones que se desarrollaron en el Museo Guggenheim de Bilbao y la ciudad de Cuenca, entre laberintos de paredes rocosas y arcos naturales.

007: Otro día para morir” (2002) fue filmada en la isla hawaiana de Maui; en Cuba, Londres y en un hotel de hielo en Suecia, justo en en Jukkasjärvi (en la película era Islandia).

007: Casino Royale” (2006) se rodó casi en su totalidad en los estudios Mondray de Praga, en un casino en Montenegro, Venecia, Bahamas y en el lago de Como. Ya para “007: Quantum of Solace” (2008), se eligió Italia y, en particular, el Lago de Garda, las canteras de mármol de Carrara y la Piazza del Campo, en Siena; Bolivia y el desierto de Atacama, en Chile

007: Operación SkyFall”, la vigésimo tercera película, ubica su trama en Shanghai, Londres y Estambul.

Fuente: ANSA

Locaciones james bond 3

Post relacionados

Ray Zubiri