David: Negro, haitiano de nacimiento, francés y judío por adopción

0 Flares 0 Flares ×

Incursionando en el terreno del cine documental, la realizadora mexicana Anaïs Huerta puso manos a la obra para dirigir el filme David. El regreso a la tierra, en el que aborda temas como el desarraigo, la adopción, el racismo y la búsqueda de identidad.

Lo hace con la historia de un joven de 34 años adoptado en Francia pero de origen haitiano, quien busca pertenecer a un mundo que lo considera negro. Pero el protagonista decide emprender un viaje a Haití en busca de sus orígenes y saber quiénes fueron sus padres o por qué no tiene un acta de nacimiento.

En este largometraje, producido por el Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE), Anaïs Huerta muestra a David viviendo en Francia. Tiene nacionalidad gala pero no se siente francés, sino un negro más en un país de blancos y, en el peor de los casos, un inmigrante de segunda que para sorpresa de muchos es un Doctor en Derecho.

No obstante, en Haití tampoco resulta fácil hallarse, ya que no cuenta con ningún papel que avale su nacimiento en aquel lugar, por lo que para renovar su pasaporte  el alcalde debe ratificarlo como su hijo, por más absurdo que parezca.

A pesar de la incomprensión de las autoridades y la burocracia gubernamental, David  siente una conexión profunda por esa tierra que le vio nacer, por esos padres que desconoce y esa gente del pueblo que lo reconoce como haitiano”, expuso Anaïs Huerta.

Cabe destacar que el documental formará parte de la Selección Oficial del Festival Zanate de Colima, donde competirá en la categoría Gran Premio Zanate. Y se llevará a cabo del 20 al 25 de noviembre próximo.

De acuerdo con la cineasta, el filme no sólo muestra las dudas y obstáculos que David enfrenta, sino también la historia de dolor y desarraigo de su familia: de su madre y su abuela adoptiva, quien es sobreviviente del holocausto nazi.

Mediante un formato scope y una fotografía de colores sobrios que refleja el vertiginoso ritmo de vida de París con sus estaciones de metro y trenes, frente a la calidez y al verdor del paisaje de Haití, Huerta, retrata en esta road movie, la incertidumbre y falta de identidad de todo ser humano.

Por: Sebastián Bracho

Post relacionados