Con docuficción dignifican el papel de los migrantes en Estados Unidos

agosto 4, 2018

Por: Redacción

GUANAJUATO, Guanajuato.- Después de muchos años de vivir en Brooklyn, trabajando tres turnos, recolectando botellas en la calle y enviando a México el grueso de sus ganancias, Felipe Hernández decide regresar con la familia que no ha visto en casi dos décadas. Cuando les informa sobre esta decisión, descubre que han desperdiciado el dinero, están endeudados y no lo quieren de vuelta.

Este es el argumento que Josh Alexander escribió para la docu-ficción Ya me voy (I am Leaving Now), que dirigida por Lindsey Cordero y Armando Croda se exhibió en la recién concluida 21 edición del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF).

La cinta fue una de las más emotivas y aceptadas dentro de la selección México del festival, dejando en claro que en cuestión de migrantes, no existen divisiones entre mexicanos y norteamericanos, “solo somos humanos”, dijo su protagonista en el foro realizado tras la exhibición de la cinta.

Tras su llegada a Nueva York, después de vivir en la Ciudad de México, Lindsey Cordero y Armando Croda se hicieron muy amigos de Felipe Hernández, un migrante mexicano que, en todo momento, les decía que estaba muy regresar a México para reunirse con su familia. Sin embargo, conforme pasaba el tiempo se percataron que esto no sucedía por lo que se acercaron al hombre para enterarse de su realidad.

Fue una gran sorpresa encontrarme con ellos en ese momento de mi vida. Durante 16 años estuve juntando botellas y haciendo otros trabajos y, la verdad, estoy muy agradecido con los Estados Unidos por dejarme progresar. Me siento orgulloso de ser migrante y de haber trabajado para enaltecer también a México”, dijo Felipe, quien fue recibido con una cálida ovación en el Teatro Principal de esta ciudad, donde se llevó a cabo la premier de esta docu-ficción.

Todo trabajo es digno, y más aún si se hizo de manera honrada, como en mi caso. Les agradezco mucho que el proyecto sea una realidad y que lo apoyen. Represento a los migrantes de forma digna y este trabajo es una carta de amor para mi hijo pequeño”, agregó.

Cabe mencionar que cuando se empezó a exhibir I am Leaving Now en festivales extranjeros, Hernández tenía encima aún una deuda bancaria contraída por su hijo mayor, principal motivo por el que no podía regresar a México.

Al enterarse de esto, una persona que acudió a ver la exhibición durante el pasado Festival Internacional de Cine de Toronto, se acercó a él y se ofreció a saldar la deuda por completo, lo cual lo ayudó sobremanera.

Al hacer uso de la palabra, los directores Lindsey Cordero y Armando Croda dijeron que se encuentran en la búsqueda de un distribuidor que les ayude a que su trabajo sea visto en el mayor número de salas y de países donde sea posible.

Por ahora estamos haciendo una ruta de festivales, en la cual esperamos estar aún un año más y a la par estar viendo qué con la distribución”, dijo Armando Croda.

Al preguntarles sobre la actual moda que está teniendo el género del documental y su combinación con la ficción, mencionaron que ellos no se fijan en ello y se dedican solo a contar historias a través del cine.

Cine solo hay uno y su misión en contar historias. Aquí lo que mostramos fue la integridad y dignidad de una persona y lo hacemos con una técnica narrativa, que es combinar la realidad con un poco de ficción a través de un documental, lo cual creímos fue lo mejor para contar la historia de Felipe y creo que lo conseguimos”, concluyeron.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Relacionados

ecofilm 2018