Columnista invitado: Sabina, ‘aburrido’ de los estudios de grabación

0 Flares 0 Flares ×

BUENOS AIRES, Argentina.- El cantautor español Joaquín Sabina admitió estar “aburrido” de su trabajo en los estudio de grabación, aunque aclaró que le gusta más cantar en vivo y por ello disfrutará presentar en una serie de shows en Buenos Aires y el interior de Argentina su nueva placa, Lo niego todo.

En el marco de su gira latinoamericana que ya lo llevó por Ecuador, Perú y Chile, Sabina se apresta a brindar once recitales en el popular estadio cerrado Luna Park de la capital argentina, a partir del 11 de noviembre, tras su paso por varias provincias del interior del país.

Durante una conferencia de prensa en Buenos Aires, el cantautor, escritor y poeta español habló sobre su nuevo álbum, el cansancio que le genera ingresar a un estudio de grabación, las nuevas generaciones de artistas y su rechazo a usar los medios tecnológicos como las redes sociales o el Whatsapp. Respecto a Lo niego todo, Sabina aseguró que “lo mejor de tener canciones nuevas es poder someter al público a latortura‘” de sus nuevas composiciones.

Según el español, esto sucede “durante la primera media hora de darles canciones que no habían oído antes porque siempre quieren las viejas. Eso es estupendo de esta gira“.

Esto de que hayan nuevas canciones hace que se cree “un clima nuevo. Con los músicos ya llevo 35 años, es como un matrimonio sin sexo, porque ellos no quieren“, dijo entre bromas, para luego admitir que “necesitaba rejuvenecer un poco el estilo, mezclarme con otra gente, con otras ideas“.

Para esta ocasión, Sabina trabajó con sus compatriotas Benjamín Prado y Leiva. El primero colaboró en las letras y el segundo se hizo cargo más de la producción de este nuevo material de estudio, el dieciocho de su carrera musical y el cual llega después de Vinagre y Rosas, que salió en 2009.

Al respecto, el cantautor aseguró que la unión con Benjamín Prado sirvió para “el ping pong de las metáforas, y con Leiva, que tiene 30 años menos que yo, que es un roquerito muy emergente al que ya traje hace años a tocar en el estadio de Boca Juniors, ha sido para mí muy revitalizador, hemos escrito las canciones como lo hacíamos hace 15 años sin dormir, con mucha pasión“, explicó.

Cuestionado sobre su cansancio de hacer discos, Sabina admitió que viene “diciendo eso hace 20 años, si no recuerdo mal.

Siempre que hago un disco pienso que ya no voy a tener la energía y las ganas para ponerme a escribir una canción.

La verdad es que estoy un poco aburrido de mi trabajo en el estudio, no en directo. Yo sigo disfrutando mucho de las giras, de salir al escenario. Grabar discos se ha convertido en algo tan tecnológico, porque se tarda tres horas en darle a un botoncito para cambiar no sé qué tontería y si desafinas el botoncito te afina no sé qué cosas, pero a mí me gusta desafinar. Entonces estaba un poco harto del estudio“, afirmó.

Sin embargo, para Sabina la realización de Lo niego todo ha sido “un proceso mucho más rápido y muy creador con otra gente, me ha vuelto a afinar.

Eso no quiere decir que haya más discos o giras multitudinarias, yo me veo dentro de unos años tocando en teatritos un acústico donde todos los matices se oyen y donde la relación con el público es menos tribal y más humana. Creo que haré algún otro disco, pero tengo dos hijas y hacienda el fisco me persigue“, acotó entre risas.

El autor de 19 días y 500 noches habló también sobre las nuevas generaciones de artistas y del porqué le cuesta lograr la empatía y la fenomenología que alcanzan figuras como él, Joan Manuel Serrat, Ismael Serrano o Alejandro Sanz.

Me preocupa el no ver a los Dylan jóvenes, a los Leonard Cohen jóvenes, a los David Bowie jóvenes, creo que lo que nos ha sucedido a otros es que hemos tenido la suerte, ha sido por acumulación, año tras año, la gente ha visto que somos fieles a lo nuestro y que no somos unos monigotes de las multinacionales, que no estamos en el marketing y ese tipo de cosas“.

Y agregó: “Yo ni siquiera sueno en las radios, no verán una campaña de publicidad y si la hay por favor díganmelo que me voy a poner contento. Creo que faltan en los jóvenes, con todos los medios de producción, con el Twitter, y todo con lo que se hace tan rápido y deprisa, les hace falta un poco de reposo para empezar a hacer una obra, una obra con cimientos sólidos“.

En lo que se refiere a lo tecnológico, Sabina reconoció: “No tengo Internet, no tengo teléfono móvil, no recibo de esas llamadas de Whatsapp ni nada parecido.

Yo mantengo mi ritmo pre tecnológico y no me vuelvo loco contestando a la gente y peleando con esos odiadores que hay en Twitter, no sé lo que es. A lo mejor me pierdo algo pero es la mía“, confesó Sabina luego de admitir que prefiere informarse a través de los periódicos sobre los hechos que suceden en el mundo sobre la actualidad.

Fuente: ANSA

Post relacionados