Close Up: Viggo Mortensen

Adelaido Martínez.-

La estrella de esta semana es uno de esos casos curiosos que suele presentar Hollywood. Además de ser polifacético y triunfar en la música, la poesía, la fotografía, la pintura y obviamente la actuación, es conocido por ser uno de los mejores “actores secundarios” de la industria, de modo que cuando le tocó ser el estelar, no le costó mucho trabajo. Con ustedes… ¡Viggo Mortensen!

Este neoyorquino nació el 20 de octubre de 1958. De ascendencia danesa-estadounidense, tuvo una infancia normal, e incluso la oportunidad de vivir en Venezuela y Argentina, razón por la que sabe hablar español con fluidez.

Sus padres se divorciaron y en la década del 60 regresó a Nueva York junto con su madre y sus hermanos; luego estudió política en la Universidad de Saint Lawrence, de donde se graduó.

Como prueba de sus múltiples talentos, Viggo ya escribía pequeños cuentos cortos a la edad de 7 años. Tras graduarse, se fue a vivir a Dinamarca durante dos años, sólo para regresar a Nueva York y estudiar actuación en el Warren Robertson’s Theatre Workshop.

Su carrera actoral inició en el teatro, durante una reposición de la obra “Rent” por la que recibió buenos comentarios. En el cine, debutó en “Testigo en peligro” (1985) que protagonizó Harrison Ford.

Hizo varias actuaciones en cintas que después se convertirían en clásicos, como “Extraño vínculo de sangre”, donde fue dirigido por Sean Penn; “Atrapado por su pasado”, que protagonizó Al Pacino y “Marea Roja”, en la que actuó junto a Denzel Washington y Gene Hackman.

Poco a poco, su nombre se hizo conocido en el ambiente hollywoodense, y se volvió coestelar de cintas importantes como “La luz del día”, junto a Sylvester Stallone; “Retrato íntimo de una dama”, al lado de Nicole Kidman y “Hasta el límite”, donde compartió pantalla con Demi Moore.

En 1998 volvió a llamar la atención con su participación en “Un crimen perfecto”, al lado de Michael Douglas y Gwyneth Paltrow; pero después filmó la versión de “Psicosis” dirigida por Gus Van Sant.

Después de esta cinta vino el papel que, sin duda, fue un parteaguas en su trayectoria, y para el cual pasó mucho tiempo en casting: el de “Aragorn”, de la trilogía de “El Señor de los Anillos”.

Al principio, Mortensen dudó en aceptar el papel, pero su hijo lo convenció de hacerlo. De hecho, Viggo fue uno de los pocos actores que tuvo a bien participar en toda la trilogía, como lo hicieran también Elijah Wood, Cate Blanchett y Orlando Bloom.

Luego llegó su primer protagónico en la cinta “Hidalgo: Destinos de fuego” (2004), acerca de un jinete famoso en Arabia. Un año después estelarizó “Una historia violenta” en la que fue dirigido por el reconocido y polémico David Cronenberg y con la cual las críticas positivas hacia su trabajo se acrecentaron.

En 2006 filmó la cinta “Alatriste”, de Agustín Díaz Yáñez, basada en el famoso libro de Arturo Pérez-Reverte. Tiempo después volvió a trabajar con Cronenberg en la cinta “Promesas del Este”, donde comparte pantalla con Naomi Watts.

Su papel de mafioso ruso le valió al que, hasta ahora, ha sido su única nominación al Oscar. Además en 2010 filma “Un método peligroso”, su tercera cinta bajo las órdenes de David Cronenberg, y que fue basada en la famosa obra de teatro homónima estrenada en Londres en 2002. En esta cinta, interpreta nada menos que a Sigmund Freud.

Como decíamos al principio, Viggo es un artista polifacético. Es dueño de una editorial, en la cual ha publicado varios libros de poesía y fotografía. Como músico, se dedica básicamente al jazz, incluso, colaboró en la banda sonora de “El Señor de los Anillos: el retorno del Rey”.

En cuanto a la pintura, su género favorito es el arte abstracto. Como muestra de su arte, hay varias pin turas de su autoría que se ven en la cinta “Un crimen perfecto”.

Viggo estuvo casado con una cantante de punk llamada Exene Cervenka, de la cual nació su hijo Henry Blake en 1989. En 2009 conoció a la actriz española Ariadna Gil, de la cual quedó prendado y hasta ahora siguen juntos. Y es tanta la identificación que tiene con Argentina, que su club de fútbol favorito es el Club Atlético San Lorenzo de Almagro, el mismo del cual es fan el Papa Francisco.

En los últimos años ha participado en cintas como “Todos tenemos un plan”, “Loin des hommes”, “Two Faces of January” y “Jauja”.

Post relacionados

Cineteca