Close Up: Frank Sinatra

0 Flares 0 Flares ×

Adelaido Martínez.-

Es, simplemente, “La voz”, el mejor cantante norteamericano de todos los tiempos. Aunque seguramente no es tan santo como todos creíamos, al final eso no importa, pues tiene una carrera prolífica que le ganó el respeto y la admiración de una buena parte del planeta, hasta el día de su muerte. Con ustedes, y para cerrar con broche de oro este año, Frank Sinatra.

Nacido en Hoboken, Nueva Jersey, el 12 de diciembre de 1915, proveniente de una familia de inmigrantes italianos, su nacimiento se dio de forma muy azarosa, pues por poco y muere debido a múltiples complicaciones en el parto, que incluso imposibilitó a su madre para tener más hijos. Heredó de su padre la afición por la música y el boxeo, que sin embargo, le provocaron problemas en su etapa escolar.

Nunca mostró interés en los estudios, pero destacó como atleta, participando en competencias de atletismo y natación. Paulatinamente dejaría la escuela y trabajaría un tiempo como vendedor de periódicos. Pero tuvo un encuentro con lo que sería su destino cuando fue a ver a Bing Crosby en la que sería su última actuación en un escenario. Eso lo inspiró para lo que vendría.

Participó en un concurso radiofónico acompañando a un trío ya establecido con lo que se llamaron The Hoboken Four. Ganaron y la estación les pagó una gira por el país, sin embargo, tuvo serias desavenencias con sus compañeros y terminó por botar todo y regresas a casa a tan sólo tres meses de comenzar.

En 1939, ingresa como vocalista a una orquesta, sin embargo, llamó la atención del trompetista de Benny Goodman, quien lo invitó a cantar con él. Aceptó, pero tuvo que luchar mucho para darse a conocer, puesto que Goodman tendría el primer crédito. Consecuentemente, se volvería solista.

En 1942 tuvo el suceso que le cambió la vida: actuaba en el teatro Paramount de Nueva York y de repente, las espectadoras se volvieron locas con su voz, por lo que a partir de entonces, Sinatra tenía que pegar carrera para no ser alcanzado por la multitud progesterónica.

De hecho, aunque su carrera tuvo diversos altibajos, algunos de sus biógrafos y estudiosos suelen dividir su etapa musical en tres. La primera, ubicada en los años 40, en la que pasa de ser vocalista de orquestas hasta su etapa de haber firmado con Columbia Records, lo que cimentó su carrera.

La segunda, y la más exitosa, es la que tuvo con Capitol Records, en los 50. Es en esta en la que alcanza su mayor esplendor, en parte gracias a que buscaba un sonido alejado de lo que se hacía en ese entonces en el mundo de la música.

Y la tercera comprende la fundación de su propia disquera, Reprise (subsidiaria de Warner Music), y en la que mantenía una lucha constante por mantener su nombre. Su popularidad estaba en decadencia, en parte por el auge del rock and roll, sin embargo, siempre supo salir avante.

Sería muy complicado nombrar toda su discografía en muy poco espacio, pero sí sería justo mencionar algunos de sus grandes éxitos, como “My Way”, “Strangers In the Night”, “From Here To Eternity”, “South Of The Border”, “Come Fly With Me” y por supuesto, “New York, New York”, entre muchísimos otros. En total grabó 59 álbumes de estudio, dos en vivo y cuenta con ocho recopilaciones de éxitos.

Grandes artistas como Bono, Arteha Franklin, Julio Iglesias, Gloria Estefan, Tony Bennett, Charles Aznavour, Willie Nelson, Jimmy Buffet y hasta Luis Miguel grabaron temas a dueto con este hombre, y para muchos fue la mayor experiencia de sus carreras.

También sería injusto no darle pauta a su carrera filmográfica, la cual comenzó en 1943 con la cinta “Un joven en la aventura” (1943) y tuvo grandes momentos con filmes como “Levando anclas” (1945), “De aquí a la eternidad” (1953), “El hombre del brazo de oro” (1955), “Pepe” (1960), “Gallardo y calavera” (1963) y otras tantas, dando un total de 53 películas. Incluso ganó el Oscar a Mejor Actor de Reparto por “El hombre del brazo de oro”.

Más allá de sus azarosos matrimonios con Nancy Barbato, Mia Farrow y Ava Gardner, hasta la mujer que lo vio morir, Barbara Marx; sus supuestas relaciones con la mafia siciliana (hay una foto incluso de él con Lucky Luciano) ó su relación con John F. Kennedy, el legado artístico de Frank Sinatra es muy grande, tanto que no ha sido manchado por estas piedras que sí fueron grandes en su carrera.

En fin, celebremos a Sinatra, el cantante norteamericano más talentoso y celebrado de todos los tiempos.

abril 17, 2015

Etiquetas: , ,

Post relacionados