Close Up Clásico: Héctor Suárez

0 Flares 0 Flares ×

Adelaido Martínez.-

Nuevamente este espacio se engalana para recibir a un actor con una de las trayectorias más respetables del medio mexicano, una capacidad envidiable y un talento que nunca debería ponerse a discusión, aunque tal vez por eso muchas personas hayan intentado ponerle serias trampas. Con ustedes, el señor Héctor Suárez.

Nacido en la ciudad de México, el 21 de octubre de 1938 (acaba de ser su cumpleaños), inició sus inquietudes actorales con el maestro de la actuación Carlos Ancira. En la década del 60, se dedicó al arte dramático en una época en la que se manejaba el teatro “de tesis”, en el que participaron personalidades como Alejandro Jodorowsky, Héctor Bonilla y Susana Alexander, entre otros.

En 1959 comenzó a hacer apariciones en televisión, concretamente en las series “Variedades de mediodía” y “Chucherías”. También hizo telenovelas, tal es el caso de “Juan Bosco” y “La casa grande”, ambas de 1962.

Su debut en cine lo tuvo en 1964, en la cinta “El asalto”, que protagonizaron Álvaro Zermeño y María Duval, iniciando así su vasta trayectoria en la pantalla grande con cintas como “Despedida de soltera” (1966), “Adiós cuñado” (1967), “No se mande, profe” 81968) y “Trampas de amor” (1969), por citar algunas.

Llegó la década del 70, y su fama de buen actor se multiplicaba. Participó en los programas cómicos “Los Jovenazos” y el legendario “La cosquilla”. Y en cine tampoco le iba tan mal, pues participó en cintas como “Doña Macabra” (1970), “Paraíso” (1970), “Juegos de alcoba” (1971), “Las reglas del juego” (1971) y la controversial “Fin de fiesta” (1972).

Pero ese mismo año, adquiere el primer papel importante dentro del celuloide, al compartir pantalla con Lucha Villa, Manolo Fábregas y doña Sara García en “Mecánica Nacional”, la sátira acerca de la familia mexicana y su relajo, dirigida por Luis Alcoriza, en una de las mejores cintas de esa década. Su actuación le mereció un Ariel.

A esta películas le siguieron “¿De qué color es el viento?” (1973), “Las fuerzas vivas” (1975), “El ministro y yo” (1976, donde trabajó al lado de “Cantinflas”), “El elegido” (1977) y “La plaza de Puerto Santo” (1977), misma en donde actuaron grandes nombres de la cinematografía nacional como Pedro Armendáriz Jr., Víctor Junco y Raquel Olmedo, por mencionar algunos.

Con todo, y aunque seguía trabajando, en 1981 obtiene un papel importante en la versión de “El derecho de nacer” que protagonizó Verónica Castro. Y ese mismo año, protagonizó una cinta que lo marcaría: “El mil usos”, basada en el argumento de Ricardo Garibay, acerca de un campesino tlaxcalteca pobre que emigra a la ciudad de México en busca de una mejor vida, llevándose un gran y doloroso chasco.

Su actuación llamó la atención del público y la crítica, por lo que se llevó una Diosa de Plata como Mejor Actor. E incluso mereció una secuela, filmada en 1984, y en la que su personaje, Tránsito, volvía a ser objeto de malas experiencias en pro de una vida mejor.

En 1985, Suárez comenzó un proyecto de comedia en la que se mezclaría la sátira y la denuncia social. El nombre: “¿Qué nos pasa?”. Dirigido en una primera etapa por él en conjunto con Emilio Larrosa, duró dos años al aire, y conocimos a varios de sus personajes emblemáticos, como “El No Hay”, “Doña Zoila”, “Flanagan” y “El Destroyer”, entre muchos otros.

Otros papeles interesantes dentro de esa década en su carrera fueron en las dos cintas de “Lagunilla mi Barrio” (1981 y 1982), “El rey de la vecindad” (1985), “Día de muertos” (1987) y “Mi fantasma y yo” (1988).

En 1991, decide emigrar a Imevisión —antes de convertirse en TV Azteca— donde retoma su fase cómica con el programa “La Cosa”. Aquí retoma algunos de sus personajes clásicos y crea otros en un programa que tuvo bastante aceptación, aunque después de ciertas divergencias con la empresa, se salió.

Se dio un tiempo de descanso y en 1996 regresó a Televisa, para hacer una continuación de su programa anterior, aquí nació “La otra cosa”, que no tuvo tanto éxito como su versión original. Sin embargo, en 1998, revive el proyecto de “¿Qué nos pasa?” con mucha menor suerte que la versión de los 80, pero los críticos alabaron a sus personajes.

En la década del 2000, sus talentos se desbordaron e hizo todo tipo de personajes. En cine, filmó las cintas “Atlético San Pancho” (2001), “Al otro lado” (2004) y justo este año se vio en las pantallas la más reciente actuación en cine, en “Suave Patria” (2012), junto a Adrián Uribe y Omar Chaparro.

En televisión, fue antagónico en la telenovela “Velo de novia” (2004), que estelarizaron Susana González y Eduardo Santamarina. También hizo una aparición importante en la telenovela de Telemundo “Tierra de pasiones” (2006), “Dame chocolate” (2009), un capítulo de “Mujeres asesinas” y recientemente hizo la serie de Cadena Tres “El albergue” (2012), aunque por diversos compromisos previamente adquiridos, tuvo que dejar la serie.

Su estilo de sátira y humor negro no ha sido desapercibido y ha recibido críticas e incluso censura. El más reciente caso se dio durante la última edición de “Iniciativa México”, donde él estaba a cargo de la parte cómica, pero de buenas a primeras dejó de aparecer, aparentemente por decisión de los productores del programa, los polémicos primos Galindo, al grado que no le permitieron ni siquiera recoger sus cosas. Pero al final, la reputación de este señorón no quedó manchada.

No se sabe qué seguirá después para don Héctor Suárez, pero lo único que se sabe es que seguirá siendo el mismo cómico talentoso y sin nada qué guardarse en la boca.

febrero 21, 2015

Etiquetas: ,

Post relacionados