Cineteca Nacional exhibe más clásicos en pantalla grande

julio 10, 2015

Por: Redacción

Diana Ruiz.-

Para conservar e incrementar el público cinéfilo que asiste a ver lo mejor de la cinematografía mundial, la Cineteca Nacional de la Ciudad de México ha renovado el ciclo “Clásicos en pantalla grande”, que desde el pasado 4 de julio exhibe 26 filmes que hicieron historia.

Esta nueva etapa ha iniciado con “El nacimiento de una nación” (W. Griffith, 1915), adaptación de un par de novelas escritas por Thomas Dixon sobre dos familias separadas por la Guerra de Secesión, en Estados Unidos.

También fueron incluidas “Fresas silvestres” (1957), de Ingmar Bergman; “Cantando bajo la lluvia” (1952), considerada una joya de la comedia musical protagonizada por Gene Kelly; así como “Ciudad abierta” (1945) y “Stromboli” (1949), ambas con Ingrid Bergman bajo la dirección de Roberto Rossellini.

Los asistentes también tendrán oportunidad de ver “Dr. Insólito o cómo aprendí a no preocuparme y amar la bomba” (1964), la irreverente y peligrosa sátira de Stanley Kubrick sobre el holocausto nuclear; así como “Al este del edén” (1955), en la que los personajes de James Dean y Richard Davalos compiten por el amor de su padre.

Representando a México están “En la palma de tu mano”, (1951) de Roberto Gavaldón, un filme del cine negro que obtuvo el Premio Ariel a Mejor Película; y “La pasión según Berenice” (1976), de Jaime Humberto Hermosillo; mientras que de Italia figura “Investigación de un ciudadano bajo sospecha” (1970), sobre un policía cuya obsesión es perseguir todo lo subversivo.

Los seguidores de Alfred Hitchcock podrán ver en pantalla grande “Psicosis” (1960), que ha inspirado innumerables filmes de suspenso y es referente obligado del cine de horror moderno con el emblemático “Norman Bates” y su controladora madre.

Otras cintas que destacan en la segunda etapa de “Clásicos en pantalla grande” son “If…” (1968), en la que grupo de estudiantes planean una revuelta contra su colegio; “Más corazón que odio” (1956), la cual transformó las convenciones del western clásico; y “Trono de sangre” (1957), del aclamado realizador japonés Akira Kurosawa

Los amantes del cine musical se delatarán con “Amor sin barreras” (1961), filme inspirado en “Romeo y Julieta” de Shakespeare; o vivirán la historia de una banda de delincuentes veteranos que viven al margen de la ley en “La pandilla salvaje” (1969), de Sam Peckinpah.

No menos importante será la proyección de otros clásicos como “Lawrence de Arabia” (1962); el documental “Tres días de paz, música… y amor” (1970);” Bellas estrellas de la Osa Mayor” (1965), de Luchino Visconti; “La última película” (1971), de Peter Bogdanovich; y “La danza de los vampiros” (1967), dirigida y protagonizada por Roman Polanski.

Marilyn Monroe está presente con “Los caballeros las prefieren rubias” (1953); Walt Disney con “Fantasía” (1940), que incluye ocho piezas entrañables de compositores como Bach, Tchaikovsky, Dukas, Stravinsky, Beethoven, Ponchielli, Mussorgsky o Schubert; y Judy Garland con “El mago de Oz” (1925).

Relacionados

Festival de Cine para Niños