Festival de Cine para Niños

Cine por las necesidades y problemáticas indígenas

octubre 1, 2014

Por: admin

La autonomía y la justicia indígena serán la línea conductual del Tercer Festival Internacional de Cine y Video Indígena (FICVI) 2014, que se efectuará en Puebla del 1 al 8 de noviembre próximo; un encuentro de carácter independiente que contará con la participación de documentalistas regionales, talleres y exhibiciones gratuitas al aire libre.

Su director, José Luis Reza, comentó en entrevista para Filmeweb que se trata de un espacio en el que se desea fomentar la realización cinematográfica de las comunidades indígenas, y explicó: “Nuestro principal objetivo es que la gente se vea dentro de los medios audiovisuales con su propia mirada y no desde una lejana o desde los cineastas”.

Organizado por la escuela Cinearte, en esta edición organizadores esperan recibir diversas propuestas, ya sea de manera individual o colectiva, de audiovisuales en los géneros de documental, ficción o animación bajo el tema principal, que es “Autonomía indígena: La resistencia como espacio de su construcción”.

De acuerdo con Reza, Cinearte desde sus inicios, como escuela de cine en Puebla, “viene generando proyectos que permiten a las comunidades indígenas apropiarse de la tecnología audiovisual y el lenguaje cinematográfico para que ellos realicen sus propios proyectos, hemos dado talleres a los niños de comunidades indígenas”.

Si bien el productor y realizador de documentales sabe que el concepto del festival ha sido bastante explorado tanto en México como en el mundo, aseguró que el FICVI es único en su tipo en México.

Hasta hace tres años se realizaba uno muy importante en Michoacán, que duró aproximadamente ocho años por falta de apoyo financiero; cuando iba en su sexta edición, nosotros lo iniciamos en la ciudad de Puebla”, indicó Reza.

MORDAZA PARA INDÍGENAS

El año pasado el festival recibió un centenar de trabajos, y este año esperan recibir más con el propósito de continuar rescatando tradiciones y costumbres que hasta el momento sólo se transmiten de forma oral. “Con la tecnología se puede dejar una memoria tangible de toda la enseñanza que hay dentro de las comunidades, y ayuda a su propia liberación”, resaltó.

Al mismo tiempo, el festival desea convertirse en un lugar de encuentro entre realizadores indígenas y no indígenas, donde se promueva un contenido diverso desde una postura más crítica y cercana.

Una de las mayores preocupaciones del festival es, además, la reciente aprobada Ley de Telecomunicaciones, que deja fuera a todos los medios de comunicación indígenas. De acuerdo con José Luis Reza esto establece “una mordaza a las comunidades porque las radios comunitarias y proyectos cinematográficos independientes ya no tendrán acceso a la nueva convergencia digital costoso”.

IMPACTO INTERNACIONAL

Son 135 municipios poblanos, de los cuales el festival abarcará cerca de 32 ubicados en la Sierra Negra y Norte de Puebla, el centro así como comunidades juveniles y colonias populares donde proyectarán gratuitamente distintas funciones

La escuela es la que fondea el festival, cada año es mucho trabajo pero eso a nosotros nos permite tener mucha independencia y autonomía en contenidos, somos muy abiertos y a pesar de estar muy limitados en la difusión del festival el impacto ha sido muy fuerte, el festival ha salido del país”.

Cabe recordar que durante su primer año lograron llegar a la California State Fullerton University en Estados Unidos; a Barcelona, y esta tercera emisión visitará de nueva cuenta Norteamérica. Además, una delegación proveniente de Bolivia participará dentro del festival con una muestra fílmica.

Creo que como festival estamos creciendo, cada vez es más demandante y estamos teniendo más cobertura porque la gente está asistiendo, y tiene una característica muy especial: no es de alfombra roja, tampoco es un festival gourmet donde hay grandes artistas invitados, pero tenemos grandes actores de cine que simpatizan con los indígenas”, señaló José Luis Reza.

Entre ellos destaca el fotógrafo Jay Mark Johnson y Rigoberta Menchu, de modo que el Festival Internacional de Cine y Video Indígena se coloca como un sitio preocupado por lo social, no sólo como una mera fiesta cinematográfica, “es un pretexto para juntarnos y discutir los temas que interesan a la comunidad indígena”, finalizó.

Para consultar las bases completas de esta convocatoria se podrá consultar: www.cineindigena.org

 Nadia Galaviz

Relacionados

ecofilm 2018