“Chico conoce a chica”: De amores, enredos y rompimientos

Jaime Rosales Domínguez.-

“Chico conoce a chica” es una comedia que resulta bastante redonda tanto por la estructura de la pieza, por el tema y por las adecuadas actuaciones de Cecilia Ponce, Bárbara de Regil, Gonzalo García Vivanco y Lambda García, histriones todos egresados del Centro de Formación de Actores, de Televisión Azteca.

Se trata de una obra con la cual la televisora del Ajusco regresa a la producción  teatral, y lo hace con esta pieza escrita por Adriana Pelusi, quien es Premio Nacional de Dramaturgia Emilio Carballido, de la Universidad Autónoma de Nuevo León, con la dirección de Carlos Quintanilla.

La otra novedad de la puesta en escena es que representa el debut sobre el escenario de una actriz como Bárbara de Regil, quien hasta ahora solo había actuado en televisión.

Hay que decir, sin embargo, que este regreso de la televisora a los escenarios se produce con una obra que en rigor no es un estreno, pues se representó en 2014 con la dirección de Javier Colinas, y un elenco en el que figuraban Luis Arrieta, Elba Jiménez, Adriana Llabrés y Sergio Belver.

Como su nombre lo anuncia, “Chico conoce a chica” es una puesta en escena sobre el amor: el que reencuentras, con el que rompes y el impensado, aquel que jamás imaginamos.

A través de las vivencias amorosas de cuatro personajes como “Sara” (Ceci Ponce), “Lucía” (de Regil), “Alejandro” (García Vivanco) y “Jorge” (Lambda García), el público es acercado a las vidas de estos jóvenes que no han encontrado el amor, pero que luchan denodadamente por alcanzarlo.

Para ello se plantean situaciones prácticas, pero en las que casi nadie piensa a la hora de estar en una relación y a lo que la autora llama la logística de la ruptura: bueno, y ¿qué pasará cuando esto termine?, ¿quién da de baja al otro en Facebook?, ¿qué hacer con los amigos en común?, ¿dónde acomodas los recuerdos y los regalos?, ¿cómo te desprendes poco a poco del otro?, ¿para qué iniciar algo que no sabemos cómo va a terminar? o ¿cuándo estás listo (a) para iniciar otra relación?

Chico y chica 2

A partir de esos cuestionamientos se estructura una pieza plagada de situaciones humorísticas porque están prendidas con alfileres a la lógica y al sentido común. De pronto “Jorge” y “Lucía” terminan; “Jorge” conoce a “Sara”, una antigua compañera de la preparatoria, ahora convertida en maestra de español, una de las materias a las que “Jorge” no encuentra ninguna aplicación práctica en la vida, y como no queriendo, empiezan a salir juntos.

Entre tanto, “Lucía” y “Alejandro” comienzan a plantearse otro asunto que siempre asoma en las relaciones entre dos: ¿pueden dos amigos que saben casi todo el uno del otro llegar a ser novios?

La dirección de Carlos Quintanilla se ajusta al tono dinámico y a la precisión en el trazo que exige una comedia, mediante transiciones apenas perceptibles entre una escena y otra, y en la que cada pareja toma el escenario alternativamente para contar o mostrar cómo va su historia, en tanto que el otro par queda en un segundo plano sobre el escenario, sin salir de él.

El resultado es una comedia fresca, apoyada en un texto que no recurre al chiste fácil, que da lugar a parlamentos humorísticos, a partir de las dudas y el comportamiento incierto de los protagonistas. Y aunque en el amor nada es seguro, la única certidumbre en esta puesta en escena es que los asistentes pasarán un rato divertido.

Esta es la segunda puesta en escena de la mancuerna Pelusi-Quintanilla, pues en 2013 llevaron a escena “Vacas”, una obra sobre dos hermanas y su distinto modo de encarar la vida.

“Chico conoce a chica” cumple su temporada en el Teatro Julio Prieto con funciones de jueves a domingo, hasta el 13 de marzo.

Peripecias del amor

Es un texto muy inteligente con personajes muy agudos que sufren como locos en escena”, así define el director de “Chico conoce a chica”, Carlos Quintanilla, la esencia de la obra.

Se trata, añade, de una comedia romántica sobre las vicisitudes del amor y en la que el mensaje  es acerca de lo difícil que es terminar con alguien y empezar en una nueva relación.

Los otros temas, de acuerdo con Quintanilla, son las inseguridades que padecemos como seres humanos cuando tratamos a otras personas, y las redes sociales y cómo éstas atentan contra el amor cara a cara.

Explicó que lo que el público mira sobre el escenario es el desarrollo de 22 viñetas con los cuatro actores presentes todo el tiempo desde el inicio, con sus momentos de soledad y de compañía.

Consultado por Filmeweb acerca del trabajo de dirección que desarrolló en esta puesta en escena, dijo que se enfrentó con un texto que requiere mucho ritmo, en el que los actores no se pueden hacer los graciosos porque encarnan situaciones dolorosas que los acongojan, y de eso es de donde se van a generar las situaciones de comedia.

El elenco se comportó de maravilla, entendió de qué se trataba y ha sido espectacular trabajar con ellos”, concluyó.

Fotografías: Jaime Rosales Domínguez

Post relacionados