Caleidoscopio: El teléfono celular nos facilitó el trabajo periodístico

0 Flares 0 Flares ×

Recuerdo una anécdota en particular ocurrida hace siete años, cuando se realizó la conferencia de prensa para anunciar el estreno de la serie Soy tu fan, que transmitió Canal Once.

Ya estando en uno de los foros de esta televisora, Ana Claudia Talancón salió y de inmediato los fotógrafos se abalanzaron sobre ella para captar su mejor ángulo.

Entonces saqué mi teléfono celular y también comencé a tomar fotos para luego ilustrar mi nota, sin saber que uno de los “amables” y “bien educados” reporteros gráficos me diría de una forma tan británica: “¡Quítate, güey. Fans como tú para atrás, que no nos dejan hacer nuestra chamba!”.

Sí, me ofendió y cabreó sobremanera, pues lo dijo intencionalmente pensando en que hacer mi trabajo con el celular era de una categoría inferior por no tener equipo profesional. ¡Quién diría que el tiempo, en tan siete años, terminaría dándome la razón! ¿Por qué?

Ahora los dispositivos móviles como smartphones y tabletas se han vuelto aliados indispensables para hacer el trabajo periodístico, y en el ámbito del entretenimiento han cobrado particular relevancia.

En las conferencias de prensa con actores para anunciar estrenos de películas, obras de teatro, series televisivas e incluso en alfombras rojas, es cada vez más común ver a colegas periodistas usar el teléfono celular para tomar fotografías ‒que luego usan para ilustrar sus textos‒, realizar entrevistas en video, o simplemente hacer transmisiones en vivo para sus respectivos medios a través de redes sociales como Facebook y Twitter.

Otros más, debido a la premura del tiempo si es que trabajan en agencias informativas, escriben y envían a los editores sus notas a través de dispositivos móviles. También destacan los que pertenecen a medios exclusivamente digitales (sitios en internet), a los que acceden mediante el smartphone o la tableta para subir textos e imágenes.

Por otro lado, en al menos el último lustro, el uso de estos dispositivos, principalmente del teléfono celular, también cambió la forma de producir cine, tanto en películas documentales como de ficción.

Ejemplos hay varios, como el de la estupenda cinta Tangerine: Chicas fabulosas (2016), que el cineasta Sean Baker grabó de principio a fin valiéndose sólo de su iPhone, y que previo a su estreno comercial tuvo un recorrido por festivales internacionales.

Destaca otro caso aunque en circunstancias poco gratas: el del prestigiado cineasta iraní  Jafar Panahi, quien en 2012 grabó con su móvil el documental Esto no es una película, que da cuenta del arresto domiciliario en su departamento por “actuar contra la seguridad nacional y propaganda contra el régimen” de su país.

Con ayuda de un vecino, el realizador guardó el filme en una memoria USB para enviarlo a París, donde dio a conocerse a todo el mundo y así exhibirlo en diferentes encuentros cinematográficos.

Por último, acorde a las nuevas tecnologías que recién han comenzado a permear la industria audiovisual, el smartphone también se ha vuelto indispensable en la exhibición de cortometrajes producidos en realidad virtual, como este año ocurrió por primera vez en el Festival de Cannes, con el filme Arena y carne dirigido por Alejandro González Iñárritu; o hace unas semanas en el Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), donde se pudieron ver tres trabajos realizados en este mismo formato.

Sin duda el uso de dispositivos móviles nos ha facilitado el trabajo a los periodistas, y al mismo tiempo también ha reducido los costos en la producción cinematográfica. Vivimos en la plena era tecnológica. ¿Qué seguirá en unos años?

Por: Fernando Díaz Juárez (@fercho_potter)

Periodista todoterreno ha encontrado en el cine la expresión única para transmitir ideas, sentimientos y formas de ser. Ha transitado por medios como TV Azteca, donde fungió como analista de contenidos. Egresado de la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión (PART), también ha colaborado para publicaciones como las revistas Chilango, Tiempo de Joyas, Quo y Tec Review, esta última del Tecnológico de Monterrey. Actualmente se desempeña como editor de Filmeweb.

Post relacionados