Caleidoscopio: Mick Jagger, un frustrado actor de cine

Mick Jagger

0 Flares 0 Flares ×

Aprovechando que los Rolling Stones están por lanzar una nueva producción discográfica, el álbum On air in the Sixties, que incluirá de 15 grabaciones inéditas de sus apariciones en radio y televisión en los años 60, sería genial hacer referencia a algunos aspectos en torno a su leyenda.

Por ejemplo, que Mick Jagger, todo un rocanrolero de 74 años, lleva una relación con su compañero Keith Richards, como lo harían los grandes hombres de negocios en Wall Street, y parece que hasta teniendo como intermediario a sus abogados, porque en plan de cuates solamente lo hacen cuando se trata de revivir en el escenario sus viejas y nuevas canciones.

De ellos dos sin duda el más citado y controvertido es Mick Jagger, de quien se tejen toda clase de anécdotas, como aquella que asegura que es tan “ahorrativo” como el avaro Scrooge, y que por ello su ex mujer, la modelo nicaragüense Bianca Pérez se tenía que dedicar a hacer “tandas” para completar los costos de un lujoso tren de vida al que la dejó acostumbrada el rock star.

No es cierto, no es cierto… En la actualidad, ahora que ella se ha olvidado de estar vestida siempre a la moda, como en los años en que lucía esplendorosa en el legendario Studio 54, es activista social, interesada en despertar el interés mundial por la conservación del medio ambiente.

Otra leyenda oscura y secreta es la que asegura que a Mick Jagger siempre le quedó la frustración de no haber triunfado como actor de cine, aunque lo intentó en muchas ocasiones y hasta produjo algunas de sus películas. Con una de ellas, Bent (Culpables), perdió una buena cantidad de libras esterlinas porque aun cuando el filme era una denuncia contra la persecución de homosexuales durante la era del nazismo, no llevó dinero a las taquillas.

Mick Jagger

También se decía en el underground que Mick sí se lanzó a fondo para hacer escenas homoeróticas en el thriller de Donald Cammell, Performance, en donde hacía un trío de todos contra todos, con sus coestrellas James Fox y Anita Pallenberger. Hay algunos cinéfilos fanáticos que incluso han revisado la película “cuadro por cuadro” para conocer el alcance viril de Jagger.

A propósito de la virilidad de los Rockeros: los estudiosos de la contracultura recordarán aquellas famosas mujeres llamadas las plaster casters, que hacían copias de los penes y testículos de los cantantes famosos para venderlos en las tiendas de curiosidades pornográficas de Nueva York, Amsterdam y Londres. Jagger fue uno de los best sellers de estas copias a base de vendas de yeso usadas para las fracturas.

Hay la versión de que una de las propietarias de la copia original del pene de Mick Jagger logró burlar la vigilancia del cantante y se metió a su recámara, y él para que ella no hiciera muchos “panchos”, le dio gusto y contento en la cama de un lujoso hotel de Manhattan. Para que al final la malagradecida le dijera: “No, eso que tienes entre las piernas no es lo que esperaba, ¡tú no eres Mick Jagger!, eres un doble”. Esto fue documentado incluso por la revista Time.

Por: Fernando Díaz Juárez | @fercho_potter

Periodista todoterreno ha encontrado en el cine la expresión única para transmitir ideas, sentimientos y formas de ser. Ha transitado por medios como TV Azteca, donde fungió como analista de contenidos. Egresado de la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión (PART), también ha colaborado para publicaciones como las revistas Chilango, Tiempo de Joyas, Quo y Tec Review, esta última del Tecnológico de Monterrey. Actualmente se desempeña como editor de Filmeweb.

Post relacionados