Caleidoscopio: ¿Fracaso seguro para La Voz, en TV Azteca?

marzo 10, 2019

Escrito por: Fernando Díaz Juárez | @fercho_potter

El inicio de un muy posible fracaso. Así es como muchos espectadores han comenzado a concebir el destino del reality musical La Voz, ahora producido por TV Azteca y que se estrenará próximamente luego de que la compra por los derechos vencieran para Televisa, tras siete temporadas de haberlo trasmitido.

La razón no es otra más que los coaches elegidos para apoyar a los concursantes, pues no han convencido del todo a quienes durante años siguieron el programa mientras se produjo en la empresa de Emilio Azcárraga Jean.

En esta ocasión la labor de guiar y entrenar recaerá sobre Belinda, Lupillo Rivera, Ricardo Montaner y Yahir, este último con una trayectoria que al paso de los años se ha ido diluyendo y vuelve a la televisora del Ajusco tras haber incursionado fallidamente en las filas de Televisa, donde su presencia pasó sin pena ni gloria.

Tampoco ha convencido a los espectadores la presencia de Jimena Pérez como conductora de la emisión.

Si bien resulta una periodista carismática a quien estamos acostumbrados a ver en Ventaneando, no es la más viable para estar al frente de un reality musical como La Voz, que exige a alguien con más tablas y mejor preparado específicamente para este tipo de producciones.

Recientemente Alberto Ciurana, director de Contenido y Distribución de la empresa, afirmó que reality musical vivirá una etapa diferente, con nuevas dinámicas y acorde con lo que el público quiere, pero respetando el formato original, nacido en Holanda.

En total, a lo largo de los próximos meses, habrá un total de 50 programas de La Voz transmitidos dos o tres veces por semana, además de una edición alterna enfocada única y exclusivamente en los adultos mayores.

Siendo así, ¿qué quieren los espectadores? Queda claro que en gustos se rompen géneros, y a pesar de que Belinda, Lupillo Rivera y Ricardo Montaner gozan de carreras con gran reconocimiento, el público es exigente y suele tener expectativas demasiado altas que, de no cumplirse, terminan por generar decepción.

Independientemente de que el estreno de este reality ocurrirá en breve, TV Azteca ha iniciado 2019 con el pie tirando al lado izquierdo, primero con la cancelación repentina del programa El poder del amor, reality show conducido por Penélope Menchaca y que debido a la falta de audiencia salió del aire a mediados de febrero pasado, a tan sólo una semana de haber iniciado transmisiones.

El panorama tampoco es bueno para otras de sus recientes producciones: Este es mi estilo, que con Vanessa Claudio como conductora tampoco ha gustado al público y quizá también aliste su pronta salida del aire.

También figura la serie María Magdalena, transmitida por Azteca Siete, que no es producida por TV Azteca pero fue adquirida para su transmisión, y tampoco ha tenido buenos resultados de audiencia. Quizá lo mejor hubiera sido producir una miniserie y estrenarla en Semana Santa.

¿Qué pasa con la televisora del Ajusco que sus contenidos no son lo que el público espera? No cabe duda que las producciones hechas por y para internet también le están cobrando una factura muy cara a la empresa.

Relacionados