Caleidoscopio: Extramuros, el amor de dos monjas más allá de lo fraternal

0 Flares 0 Flares ×

Por alguna extraña razón que todavía no he descubierto, los conventos y monasterios siempre han estado presentes en mi vida, ya sea a través de sueños repetitivos en donde convivo con monjes y religiosas; de viajes a distintas partes de la República Mexicana; y desde luego, a través del cine y la literatura, donde las historias remontan a lugares de la época medieval, mi favorita.

Hace algunos años, curioseando en la sección de revistas de un conocido supermercado, me topé con un libro arrumbado en el estante de baratas. De inmediato llamó mi atención, pues en la portada aparecía la imagen de un claustro antiguo cubierto por hojas secas; así, el destino me ponía en contacto de nueva cuenta con aquel sitio espiritual y misterioso.

El título del volumen: Extramuros , de Jesús Fernández Santos, escritor español fallecido hace 23 años y que en vida trabajara como guionista y director para el teatro, la televisión y el cine, sin embargo, su obra más frecuente y continuada fue literaria, realizando novelas como Los bravos, Cabeza rapada, La que no tiene nombre y El griego, entre varias más.

La historia, narrada en primera persona, gira en torno a dos monjas de clausura en un convento de la España renacentista; el deterioro y la escasez de provisiones en el recinto las hace cómplices… y también amantes. Para aliviar la miseria que rodea a su grey obran un falso milagro, sin imaginar que intervendrá la inquisición y con ella, habrá consecuencias difíciles de revertir.

Cuál sería mi sorpresa al descubrir, varios meses después, que Extramuros tenía una adaptación cinematográfica hecha por el mismo Fernández Santos bajo la dirección de Miguel Picazo, quien debutara en 1964 con el largometraje La tía Tula, haciéndose de un lugar en el llamado Nuevo Cine Español.

Mi asombro no terminó allí, pues el filme de época, una de las más ambiciosas producciones de 1985, estuvo protagonizado por Carmen Maura y Mercedes Sampietro, consideradas actualmente instituciones del cine ibérico y europeo.

También participaron Aurora Bautista, Antonio Ferrandis y Assumpta Serna; a esta última la recordamos por su participación en la cinta hollywoodense Jóvenes brujas, donde interpretó a la dueña de una librería donde las hechiceras adquieren libros y recetas.

Desde que leí la novela pensé en la posibilidad de hacer una película. Lo tiene todo: historia, intrahistoria, clímax… Me pareció perfecta para el cine. Se trata de una investigación certera sobre el ser humano y que tiene validez en cualquier época”, dijo en su momento Miguel Picazo.

No estaba del todo equivocado, pues la cinta fue bien recibida en el Festival Internacional de Cine de Cannes, y además se hizo acreedora al galardón Prize San Sebastián, en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, ventana mundial por excelencia para producciones ibéricas.

Extramuros la película es, por mucho, más que un drama religioso, pues muestra la contradicción que por siglos se vivió (y todavía se vive) en conventos de la época medieval y renacentista: las relaciones erótico-afectivas entre miembros de alguna comunidad religiosa, situación heterodoxa que de ser descubierta significa aún en nuestros días sacrilegio y merecedora de un “castigo divino”. La doble moral de la Iglesia Católica.

(…) se tendió en su camastro, dejando fuera el más vecino de los brazos. Yo dudaba, tanto era aún mi recelo, mi miedo. El cuchillo temblaba temiendo hundirse en aquella piel tan dulce, amiga y suave.

En vez de herirla comencé a besarla, camino de los dedos, por la senda de sus venas exangües hasta quedar sobre el lecho las dos, unidas y vencidas sobre la pobre colcha (…)”, expresa el personaje encarnado por Carmen Maura.

Erotismo puro llevado del libro a la pantalla grande en actuaciones que no defraudan al espectador, en atmósferas místicas y melancólicas, en una historia que como diría el propio Picazo, “tiene validez en cualquier época”.

Es una verdadera lástima que el largometraje nunca haya llegado a México, ni en estreno comercial y mucho menos ahora en DVD, pero sí es posible verla gracias a la existencia de plataformas digitales.

Así se suma a la larga lista de producciones españolas que han visto en conventos, monasterios y grandes personajes de la literatura hagiográfica la oportunidad perfecta de rebasar fronteras y mostrar historias célebres.

Por: Fernando Díaz Juárez | @fercho_potter

Periodista todoterreno ha encontrado en el cine la expresión única para transmitir ideas, sentimientos y formas de ser. Ha transitado por medios como TV Azteca, donde fungió como analista de contenidos. Egresado de la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión (PART), también ha colaborado para publicaciones como las revistas Chilango, Tiempo de Joyas, Quo y Tec Review, esta última del Tecnológico de Monterrey. Actualmente se desempeña como editor de Filmeweb.

Post relacionados