Caleidoscopio: Entre quinceañeras, lobos y premios de cine

noviembre 18, 2018

Por: Redacción

Ahora que Televisa apostará nuevamente por los refritos de sus telenovelas más emblemáticas, pero adaptadas al formato de serie, cientos de espectadores que siguieron las versiones originales, ya imaginan cómo serán esas futuras producciones, entre ellas Quinceañera, que Thalía y Adela Noriega protagonizaron en 1987.

Ya hay actrices juveniles que figuran como las favoritas para interpretar a ‘Beatriz’ y ‘Maricruz’, las amigas que pertenecen a clases socioeconómicas diferentes y viven experiencias que marcan sus vidas, pero tienen en común el deseo de festejar su fiesta de quince años, pasando de ser niñas a mujeres ante la sociedad.

Romina Poza (hija de Jorge Poza y Mayrín Villanueva), Fernanda Castro (hija de aún primera dama Angélica Rivera y el productor José Alberto Castro) y Mía Rubín Legarreta (hija de Andrea Legarreta y Erik Rubín), están en la mira de productores para protagonizar la serie de Quinceañera.

La que más posibilidades tendría para encarnar uno de los personajes es Mía, que en 2019 cumplirá 14 años y es la que más experiencia tiene actuando en cine, teatro y televisión. Lo cierto es que el tiempo sacará a la luz nuevas candidatas para el proyecto, aún sin guionistas.

***

Mucha expectativa sigue generado entre los espectadores la miniserie de Cuna de lobos, que traerá de vuelta a la malvada y maquiavélica ‘Catalina Creel’ para hacer nuevamente de las suyas a diestra y siniestra.

Ya se sabe que Televisa ha encargado esta complicada labor a la productora Giselle González, quien planea comenzar el rodaje en enero del próximo año para estrenar en primavera.

Aunque varias actrices se perfilan como candidatas para interpretar a esta villana (Silvia Navarro, Lucero o Angelique Boyer), la más icónica que ha dado al mundo la televisión mexicana, hasta el momento no hay una elección definitiva y los guionistas trabajan casi a marchas forzadas para tener todo terminado.

Eso sí, la historia tendrá una nueva columna vertebral en su trama, acorde a los tiempos que vivimos actualmente, pues abordará temas como la ingeniería genética y el tráfico de embriones.

***

Hace unos días se llevó a cabo en la Ciudad de México la quinta edición de los Premios Fénix, que reconocen lo mejor de la cinematografía iberoamericana y a sus realizadores. Una noche llena de glamour, con la presencia de muchas celebridades entre actores, actrices, productores, cineastas, modelos y socialités provenientes de países latinoamericanos, España y Portugal.

Lástima que la entrega de estos reconocimientos se quede en intento, porque ponen en segundo plano uno de sus “principales” objetivos: tender lazos entre los países iberoamericanos para conocer y difundir de forma genuina sus respectivas cinematografías.

A pesar de las actividades previas a la ceremonia que cada año realiza Cinema 23 -organización responsable de crear los galardones-, como mesas redondas o encuentros con nominados, los Premios Fénix no generan industria: no sirven de vínculo entre productores para concretar coproducciones fílmicas; no fungen como plataforma a los ganadores para impulsar su trabajo en futuros largometrajes; y mucho menos crean acuerdos con distribuidoras para que los espectadores mexicanos puedan ver estrenados en cines los largometrajes ganadores. ¡Mucho ruido y pocas nueces!

Por: Fernando Díaz Juárez | @fercho_potter

Periodista todoterreno ha encontrado en el cine la expresión única para transmitir ideas, sentimientos y formas de ser. Ha transitado por medios como TV Azteca, donde fungió como analista de contenidos. Egresado de la Universidad de Periodismo y Arte en Radio y Televisión (PART), también ha colaborado para publicaciones como las revistas Chilango, Tiempo de Joyas, Quo y Tec Review, esta última del Tecnológico de Monterrey.

Relacionados

Anunciate en Filmweb