Butaca Teatral: La amistad y el primer amor se vuelcan en “La llamada”

Alejandro Laborie Elías.-

Casi siempre que hablamos de una comedia musical, al menos en México, hacemos referencia a una obra escrita, musicalizada y producida originalmente en Nueva York (Estados Unidos) o Londres (Inglaterra), por eso llama la atención enfrentarse a una cuya dramaturgia y dirección están a cargo de dos jóvenes españoles, quienes han tenido mucho éxito en su país natal. Se dice que más de 100 mil espectadores han visto este montaje, desde su estreno en el Hall del Teatro Lara, en Madrid.

Los autores de “La llamada” son Javier Ambrossi y Javier Calvo, también responsables de la recién puesta en escena en la Ciudad de México, en el teatro Ignacio López Tarso. La temática gira en torno a la amistad, el primer amor, las orientaciones sexuales, las dudas sobre la vocación religiosa; el electro-latino y papel que juega —en la trama— la desaparecida Whitney Houston, más bien las canciones que interpretaba.

El desarrollo es completamente lineal, en algunos momentos ingenuo —”rosa” diríamos los mexicanos—, no hay sorpresas, un final predecible y feliz. Eso sí, hay mucho humor, éste junto con la musicalización —en vivo con “La Banda de Dios”— son los principales atractivos del texto y la producción.

La iluminación poco complicada pero súper eficaz; el vestuario, simplemente de lo más sencillo. Hay una pasarela, desde el escenario cruza toda el área de butaquería, vistosa, de igual forma efectiva, aun cuando en ocasiones “molesta” la ubicación de los actores en ella para los espectadores, quienes —claro, no todos— tienen que girar en sus asientos 180 grados para seguir la escenificación.

Laura Zapata lleva el crédito principal en el papel de monja. No es santa de mi devoción como persona, sin embargo, debo reconocer es el alma del montaje, sus escenas siempre inmersas en la hilaridad; como actriz muestra una admirable bis cómica, se roba la puesta.

Por otra parte, Natasha Dupeyron y Tessa Ia González, dos jovencitas, guapas y de buena figura, entregadas, bailan y cantan, le dan frescura a la propuesta. Alexis de Anda con buenos momentos, con la escena más tierna, le da un toque diferente, su personaje por momentos es la diferencia del resto.

Completa el elenco, como cantante, Federico di Lorenzo, conocido por muchos por su excelente capacidad vocal, como lo demuestra en esta ocasión.

“La llamada” no es una obra de arte, pero sí entretenida y recomendable para los que gustan de la comedia musical. La temporada tiene lugar en el teatro Ignacio López Tarso, en la Ciudad de México, los viernes a las 20:30, sábados 18:00 y 20:30, y domingos 17:00 y 19:30 horas.

Post relacionados