Butaca Teatral: “Humboldt…” y la polémica visión sobre los mexicanos

0 Flares 0 Flares ×

Alejandro Laborie Elías.-

Una controversia me causa escozor, inquietud y desasosiego: ¿Un dramaturgo presenta su visión personal de una sociedad, lo que puede hacer con parcialidad y por lo mismo quedar sujeto a la crítica?

Una segunda postura es: ¿El autor sólo refleja objetivamente la realidad que lo rodea, convierte el espacio de la representación en una vitrina, en un espejo donde nos reflejamos los seres humanos?

Por último, creo la más apegada a la dramaturgia, es una posición ecléctica, una combinación de las dos primeras. Lo anterior viene a colación por una polémica visión teatral sobre los mexicanos.

Lo interesante y lo curioso, “Humboldt. México para los mexicanos”, “es una obra que habla desde la mirada de la extranjería. Fue escrita por un extranjero (Ernesto Anaya Ottone), es dirigida por un extranjero (David Psalmon) y es interpretada por seis actores extranjeros residentes en México (Irene Akiko, Gutemberg Brito, Adriana Butoi, Alexander Holtmann, Carla Jara Drago, Jorge Maldonado y David Psalmon)”.

El autor sostiene que todos los antes mencionados, “queremos romper el mito de que México es sólo para los mexicanos”. Con esto inicia la polémica, una queja abierta a nuestro país y cómo nos comportamos con los extranjeros.

El texto tiene una estructura indiscutible, excelente si se quiere. El problema es el fondo. Extranjeros quejándose amargamente nos creen incomprensivos, no les damos las oportunidades que se “merecen”, los tratamos mal; se puede entender que no los reconocemos como seres humanos con todos sus derechos.

Me voy a pasar en mi comentario, a través de una pregunta: ¿Entonces por qué están radicando en la República Mexicana? Humboldt, lo sabemos la mayoría, tiene méritos propios para ocupar un lugar en nuestra historia nacional, por eso fue el primer extranjero mexicanizado por decreto presidencial en 1827, de ahí su protagonismo como un extranjero mexicano.

La obra emplea muchas metáforas y analogías sobre el origen y naturaleza de los aztecas y una interesante postura sobre la inserción de “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo, en nuestra idiosincrasia.

Lo que es un portento es la puesta en escena de David Psalmon, digna de toda alabanza, una obra de arte, la estética pulula por todos los rincones. Todo el equipo creativo con propuestas increíbles, sin embargo voy a destacar a Daniel Hidalgo (diseño sonoro), Ana Patricia Yáñez (escenografía), Daniel Primo (iluminación, dispositivo multimedia y videoarte).

Daniel propone un multimedia fuera de serie, impresionante, cautivador, en ocasiones es tan digno de admirar que se convierte en el principal protagonista, capta, se roba la atención del respetable, despierta la capacidad de asombro.

“Humboldt. México para los mexicanos”, se representa en el Teatro Santa Catarina, en Coyoacán, los jueves y viernes a las 20:00, sábados 19:00 y domingos 18:00 horas. Permanecerá en temporada hasta el próximo 5 de julio.

Post relacionados