Butaca Teatral: “Amantes enemigos…”, una decepcionante puesta en escena

0 Flares 0 Flares ×

Para un amante del teatro no hay nada más frustrante, decepcionante y amargo como acudir a una representación escénica, y que ésta resulte un verdadero bodrio, con la impunidad —situación cotidiana y vivida por la mayor parte de los ciudadanos mexicanos—, de quienes pretenden engañarnos, peor aún para los que pagan su boleto, con una supuesta representación cuyas pretensiones son lo artístico, lo plástico, el arte y el resultado sea todo lo contrario.

Impunidad porque todavía tienen el atrevimiento de solicitar la recomendación, cuando debería haber una retribución por daños y perjuicios. Tal es el caso del “montaje” intitulado “Amantes enemigos, enemigos amantes”, basada en un texto del destacado dramaturgo inglés John Osborne, adaptación a cargo de Xavier Marc, quien también funge como “director”.

El señor Marc tiene una larga carrera en el medio, un currículum en principio interesante y atractivo, sin embargo, la trayectoria no garantiza que cada paso que se dé sea para superar lo hecho con anterioridad. Como adaptador, presenta un texto intrascendente, invadido por los lugares comunes, una serie de hechos que inclusive el teatro comercial ha abordado hasta el cansancio, no aporta nada su “dramaturgia”, ni siquiera sentido del humor, aunque fuera negro.

La anécdota es tan intrascendente que ni siquiera merece mayor comentario, simplemente una pareja, conformada por dos retrasados mentales: un esquizofrénico (léase pedante y tontejo) y otra, una dejada (vamos, la mujer ideal que cualquier machista quisiera tener) y otros tres personajes circunstanciales e igual de intrascendentes que la obra en su conjunto.

En realidad hay un sexto personaje: el director hace unos “rompimientos” para dar paso a un doctor, suponemos psicólogo que no aporta absolutamente nada, a menos que los espectadores sean brutos y no entiendan lo que se pretende acontece en el escenario.

Si la dramaturgia y dirección son deplorables, más lo son quienes integran el grupo de “actores”, por llamarlos de alguna forma, porque como ya dije en una ocasión, si ellos son actores yo soy marciano. El grupito lo conforman Jimena Merodio, Adrián Olvera, Sofía Santibañez, Enrique de Leo y, la participación de quien anuncian como primer actor, Jorge Pondal.

Un detalle curioso, en el programa de mano está la currícula de todos. Al leerla piensa uno que sus estudios avalan su presencia en un teatro, a la postre lo único que puedo deducir es: una cosa es pasar por una institución y otra, muy diferente, que sean profesionales y formados en el marco del histrionismo. Vamos, no tienen formación ni para hacer anuncios comerciales.

En mi caso particular, tenía curiosidad por ver la puesta en escena, tanto porque estuve en la rueda de prensa y me interesó la temática que supuestamente aborda el texto, por la otra la cantidad de entrevistas en radio y televisión, fundamentalmente, que le han hecho a Xavier Marc sobre la obra.

Lástima de tanto tiempo aire desperdiciado. Creo, lo firmo, es una de los peores montajes que he visto en el presente año. Pena me da, en el buen sentido de la palabra si es que lo tiene, por aquellos que pagarán una entrada, claro sin descontar que hay gustos para todo.

“Amantes enemigos, enemigos amantes”, tiene como sede el Foro Shakespeare, Ciudad de México, los jueves y viernes a las 20:30, sábados a las 19:00 y domingos a las 18:00 horas, durante julio y agosto.

Alejandro Laborie Elías

octubre 3, 2014

Etiquetas:

Post relacionados