Buddy Valastro y el arte de decorar pasteles de nuevo en TV

0 Flares 0 Flares ×

Sebastián Bracho.-

Alegre y carismático como se le ha visto en televisión, el pastelero estadounidense Buddy Valastro visitó la Ciudad de México para promocionar la nueva temporada de su exitosa serie “Cake Boss”, en la que nuevamente enfrentará diversos retos al hacer pasteles excéntricos y de tamaño poco común.

En esta próxima entrega me reto a mí mismo al pasar a otro nivel. La razón se debe a mis seguidores, que constantemente me dicen que el programa los ha inspirado a nunca rendirse y luchar por sus metas”, destacó el también empresario, quien estuvo presente ante casi cuatro mil personas en un centro de convenciones en la colonia Nápoles.

La séptima temporada de la emisión se compone de 16 episodios, y se estrenará en Latinoamérica este 29 de agosto por el canal de paga Discovery Home & Heatlh, mostrando a Buddy en una faceta diferente de su vida personal y empresarial.

En la sexta temporada tenía solo dos pastelerías, hoy tengo diez. El trabajo y las técnicas también cambian, así que este año les mostraré cosas nuevas y diferentes”, adelantó el creativo, quien ha hecho pasteles para celebridades como Oprah Winfrey, Rihanna y Miley Cyrus, entre otras.

Aunque ya había estado en México, dijo que se trató de su primera vez en el Distrito Federal, donde fue recibido entre aplausos y ovaciones de los asistentes a la reunión, a la cual también acudieron como invitados especiales los reposteros mexicanos Paulina Abascal, Anna Ruiz, Martha Brockmann, Eduardo da Silva y Maricú.

Gracias a esta reacción de ustedes, tal vez tenga que abrir una pastelería en la Ciudad de México. Quiero informarles que estoy aquí porque estamos grabando la segunda temporada de mi otro reality ‘El desafío de Budyy’ en Latinoamérica”, explicó.

Valastro califico de “coincidencia” el hecho de haberse convertido en una estrella de televisión, pero no se considera una celebridad, pues “sigo siendo el mismo ante las cámaras y detrás de ellas; soy un hombre con el que la gente puede hablar, tomarse una foto o una cerveza”.

El ítalo-estadounidense dijo que comenzó a trabajar en la panadería de su padre cuando tenía 11 años, pero no fue hasta los 13 que empezó a hornear y decorar pasteles de todos los tamaños y para diversas ocasiones.

Mi padre fue mi mayor influencia para alcanzar el éxito. Él me enseñó todo lo que sé sobre los negocios y el arte de la repostería. Cuando tenía falleció y yo me tuve que hacer cargo de la tienda; así que trabajé para hacer de ella un elemento básico en Hoboken, la ciudad donde nací”.

Post relacionados