Brasil: Cuna de cantantes exitosos en México

Sebastián Bracho.-

La música se ha encargado de borrar esas kilométricas fronteras entre México y Brasil, de ahí que cantantes provenientes del país sudamericano hayan logrado colocarse en el gusto del público azteca.

Debido a cuestiones idiomáticas  no todos se han lanzado a terrenos desconocidos, pero quienes lo han intentado han salido airosos.

El caso más emblemático en este rubro es el de Roberto Carlos, autor de innumerables éxitos que son clásicos en México por haberle cantado a la felicidad, a la mujer embarazada, al padre y hasta a Jesucristo, pues no ha ocultado nunca su religión cristiana.

Incluso, el intérprete de temas como “Un gato en la oscuridad”, “La distancia” o “Amada amante”, entre muchos otros, se enraizó más en la cultura mexicana gracias a “Amigo”, que compuso con motivo de la primera visita a nuestro país del Papa Juan Pablo II.

Otro cantante proveniente de esas tierras es Nelson Ned, el “Pequeño Gigante de la Canción”, quien inició su carrera a los cinco años de edad y tuvo éxitos como “Happy Birthday My Darling”, “¿Quién eres tú?”, “Déjenme si estoy llorando” y “Yo la voy a matar”.

En los años 80 llegó a México Denisse de Kalaffe, recordada por temas como “El amor, cosa tan rara” y “Quiéreme más”, pero su aportación a la cultura mexicana (por así decirlo) fue el tema “Señora, señora”, muy socorrido cada 10 de mayo, Día de las Madres.

Otra legendaria cantante salida de tierra amazónica es Simone, que se hizo famosa por una versión del clásico “Procuro olvidarte”, compuesta por Manuel Alejandro y Ana Magdalena.

En 1989, se puso de moda en México la lambada. El tema más famoso de este ritmo fue “Chorando Se Foi” (“Llorando se fue”), interpretado por el grupo Kaoma. Aunque era cóver del original, un tema de origen boliviano, sirvió para catapultar al género en toda América, tanto que mereció dos películas: “Lambada” y “El baile prohibido”.

Siete años después el grupo Carrapicho puso a consideración del público el tema “Tic Tic Tac”; luego Joe Luciano trajo a México “El baile de la botella”, más sexual que la misma lambada. ¡Y cómo olvidar el “Beso en la boca” que Axé Bahía popularizó a mediados de la década del 2000!

También figura Alexandre Pires, cuya carrera solista le permitió tener éxitos como “Necesidad”, “Es por amor” y, sobre todo, “Usted se me llevó la vida”, tema principal de la telenovela “Lo que es el amor”, que protagonizaron Claudia Ramírez y Leonardo García.

Asimismo ha habido brasileños que le cantan a los niños. El mejor ejemplo es Maria Da Graça Meneghel, mejor conocida como Xuxa, quien se popularizó en México y Latinoamérica con el tema “Ilarie”.

El rock carioca también se ha escuchado en tierra mexicana, siendo tres bandas las más significativas: Sepultura, cuyos integrantes demostraron que el thrash metal no era propiedad exclusiva de los estadounidenses y europeos; Os Paralamas Do Sucesso; y Skank, que tuvo éxitos como “Te quiero probar” y “É Uma Partida de Futebol”.

En cuanto al pop-rock destacan Pato Fu, famoso por lanzar un cóver de “Porqué te vas”, de José Luis Perales; y Twister, quienes se dieron a conocer en el 2000 con el tema de la telenovela juvenil “El juego de la vida”.

Otro de los cantantes brasileños que rompieron récords por lo pegajoso de su propuesta musical es Michel Teló, que hizo mover a todo México con “Ai Se Eu Te Pego”, del cual grabó una versión en español y que desgraciadamente algunos grupos de duranguense “transformaron” para mal.

Incluso hay un selecto grupo de cantantes que tal vez no se han hecho muy populares en  nuestro país, pero que su mención es necesaria para comprender la influencia de Brasil en el mundo de la música: desde Caetano Veloso, María Bethania, Ellis Regina, Gal Costa, Gilberto Gil, Bebel Gilberto, Carlinhos Brown y Sergio Mendes, hasta Daniela Mercury, Marisa Monte (famosa en México gracias a su participación en el Unplugged de Julieta Venegas) e Ivete Sangalo.

Post relacionados