Bosque de niebla, la primera película mexicana amigable con el ambiente

febrero 13, 2018

Por: Redacción

Consciente de que el cambio climático es un problema que concierne a todos los seres humanos, la cineasta Mónica Álvarez Franco y su equipo filmaron Bosque de niebla, considerado el primer filme mexicano en compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Y es que a lo largo del rodaje, se emitieron sólo diez toneladas de éstos, usando únicamente luz solar, además las pilas de la cámara se cargaban con paneles solares y no hubo iluminación artificial.

Tampoco se usó gas butano durante la filmación, sino estufa de leña para calentar la comida y calentador de leña para el agua; y finalmente, en las locaciones de la comunidad protagonista no se utilizaba auto.

El documental, que a partir del próximo 16 de febrero podrá verse en la Cineteca Nacional de la Ciudad de México, retrata el intento de una comunidad veracruzana por rescatar el bosque mesófilo.

Los habitantes de la región buscan una vida sencilla y sustentable; para lograrlo implementan los conocimientos de la naturaleza a un nuevo estilo de vida, rediseñando su propia cultura desde la alimentación, la educación y otras necesidades.

Cabe destacar que por las acciones implementadas por el equipo de producción del filme, la ONU le concedió el Certificado de Cancelación Voluntaria, que se otorga a quienes compensan sus emisiones comprando bonos de carbono. Cada uno equivale a una tonelada de gases que fue reducido de la atmósfera.

Incluso no pueden ser revendidos ni traspasados, y una vez retirados del sistema, pertenecen a Bosque de niebla.

Por: Omar Villalpando

Relacionados

Anunciate en Filmweb