Barras Cromáticas: Amparo Rivelles, heroína del melodrama mexicano

0 Flares 0 Flares ×

Amparo Rivelles no sólo iluminó la pantalla grande con su presencia. La actriz española también se consolidó en México con los diferentes melodramas que protagonizó durante las décadas de los 60 y 70, épocas en las cuáles participó a lado de varias leyendas de la televisión nacional y pioneras de las telenovelas.

Llegó a México en 1959 y encarnó a una dama autoritaria en la telenovela ‘Pensión de mujeres’, alternando con su compatriota Fernando Rey. Ernesto Alonso la llamó a sus filas y la convirtió en la heroína romántica por excelencia de la televisión”, expone el crítico Luis Terán en el especial “El mundo de las telenovelas”, de la desaparecida revista “Somos”.

En 1960, Rivelles protagonizó una historia escrita por Caridad Bravo Adams, Pecado mortal, al lado de Tito Junco y Elsa Cárdenas. Fue producida por Raúl Astor y Ernesto Alonso.

Un año después, apareció en La leona, telenovela que contó con las actuaciones de Ernesto Alonso, Augusto Benedico, Guillermo Murray, Ada Carrasco, Jacqueline Andere y María Antonieta de las Nieves.

Sara García, Irma Lozano, Magda Guzmán, Jorge Lavat y María Eugenia Ríos, compartieron créditos con la actriz en Anita de Montemar, producción de Valentín Pimpstein realizada en 1967. El melodrama narraba la historia de una joven que estudiaba en un colegio de monjas.

En La tormenta, telenovela de corte histórico producida por Miguel Alemán Velasco, la ganadora del premio Goya dio vida a “Lydia de Paredes”, una mujer adinerada y esposa del General Gabriel Paredes, interpretado por Ignacio López Tarso.

Ambientada en 1857, La tormenta combinaba hechos ficticios con pasajes de la historia de México. Maricruz Olivier, Columba Domínguez y Enrique Lizalde actuaron en ella.

Lo imperdonable, Tres caras de mujer y La cruz de Marisa Cruces, fueron otros títulos de la pantalla chica que protagonizó la también actriz de teatro.

En 1973, encarnó a “Rita Hernández” en La hiena, la única villana en todo su historial en el mundo de las telenovelas, quien se dedicó a hacerle la vida imposible a su joven hija, interpretada por Ofelia Medina.

Amparo Rivelles se despidió de los melodramas en México con Pasiones encendidas (1978), telenovela producida por Ernesto Alonso  y escrito por Fernanda Villeli y Marisa Garrido. Esta historia contó con la participación de Andrea Palma, Rita Macedo, Aarón Hernán, Susana Alexander, María Rubio y de los entonces jóvenes Verónica Castro y Valentín Trujillo.

Rivelles falleció el pasado 8 de noviembre a la edad de 88 años, dejando un legado en el teatro, cine y televisión.

Por: Ignacio Vizuet