“Ávido”: Cine mexicano en realidad virtual para morir de miedo

0 Flares 0 Flares ×

Nadia Galaviz.-

Al estilo de los videojuegos, “Ávido” llega a transformar la manera en cómo se hace, produce y consume el cine que hasta ahora conocemos. Mediante el uso y combinación de distintas técnicas audiovisuales y sonoras, el thriller dirigido por Marcos Ortiz Gil desea colocarse a la vanguardia de un nuevo movimiento en el séptimo arte de México y el mundo.

El cortometraje relata la historia de un grupo de jóvenes músicos. Cuenta con una resolución de 8K, fue filmado utilizando una tecnología en 3D y de tipo estereoscópica al usar una cámara con 14 lentes, algo que permite al espectador mirar en todas direcciones en la misma escena. Además, cuenta con sonido 360° y con opciones interactivas que permiten elegir el camino que debe seguir la historia en cuestión.

Así, el usuario se convierte en un personaje más de la película. Más aún, se llega a convertir en el actor principal puesto que los actores que componen el reparto: Marilyn Uribe, Manuel Rosaldo, Isaí Flores y León Michel, establecen diálogos directos con el espectador innovando por completo la experiencia cinematográfica.

Con esto, se revoluciona la idea de salas de cine que retará las capacidades técnicas de los complejos, ya que para su proyección ser requiere de una completa movilidad de 360 grados por medio de sillones giratorios, lentes especiales para visualizar la proyección y audífonos de alta fidelidad que permiten apreciar el sonido envolvente e inmersivo.

Avido 2

La primera sala de realidad virtual en México será el escenario para la premier de este proyecto el próximo 10 de abril. Estará ubicada en Paseo Aventura en Ecatepec, Estado de México, construida por la empresa mexicana VR Awake fundada por los hermanos Jorge y César Garduño.

Durante la presentación a medios, Jorge Hernández, presidente de VR Awake, enfatizó en que se trata de “la primera película en realidad virtual hecha en Latinoamérica y probablemente en el mundo que rompe con todos los esquemas cinematográficos de los últimos 100 años”.

A fin de hacer llegar al público mexicano este concepto, hemos abierto la primera sala permanente de exhibición al norte de la Ciudad de México. Después de concluir este primer producto estamos en proceso de filmar otras propuestas y para realizar colaboraciones con productoras chilenas y holandesas”, informó.

Marilyn Uribe comentó que “como actriz, el reto fue trabajar con una cámara que no conocíamos, regularmente sabes dónde está tu óptica, tu marca, pero en este caso no teníamos esas referencias y además teníamos que romper completamente con la cuarta pared y hacer que la experiencia del espectador sea real, que se sienta en verdad parte de la historia”.

Creo que Marco nos dejó participar mucho en este proceso”, manifestó Uribe sobre “Ávido”, que tiene una duración aproximada de 30 minutos según hayan seguido el curso de las decisiones del espectador para llegar a uno de los posibles finales que plantea la cinta.

Fotografías: Nadia Galaviz