Anunciate en Filmweb

Arcelia Ramírez y Antón Araiza clausuran el teatro con amor

febrero 12, 2019

Desde el viejo continente, la dramaturgia del francés Pascal Rambert regresó a nuestro país desde el sábado 26 de enero y hasta el 17 de marzo de 2019, con La clausura del amor, una obra que toca las fibras más íntimas del espectador, interpretada por los actores Arcelia Ramírez y Antón Araiza.

La puesta en escena, que en 2017 estremeció a los mexicanos en el Festival Internacional Cervantino en Guanajuato, inició una temporada de 14 funciones teniendo como recinto el Foro Bellescene en la Ciudad de México. La dirección corre a cargo del mexicano Hugo Arrevillaga, quien también estuvo al frente de proyectos como La escafandrista y Legom, Legom.

Sin más escenografía que una tarima, un plástico blanco sobre ella y luces blancas alrededor, el diálogo entre Arcelia y Antón, en sus respectivos personajes, se desarrolla en un escenario tipo arena con butacas distribuidas en dos niveles. Ahí, el público presencia cómo el matrimonio de los actores se rompe, así como los lazos familiares, amorosos y profesionales.

En cuanto al vestuario, ambos personajes portan jeans, una playera o blusa (en el caso de Arcelia), algo ligero, no necesitan más porque lo que crea la atmósfera son los diálogos entre ellos, palabras cargadas de sentimiento e intelectualidad.

La traducción es de Humberto Pérez Mortera, un mexicano que logra adaptar el sentimiento e intensidad que Rambert impregnó en 2011, año en que escribió y estrenó este proyecto teatral en París, Francia.

El intercambio de frases entre Arcelia y Antón logran estremecer el corazón de los asistentes y conforme salen las palabras, los sollozos se hacen notar, mismos que se convierten en una que otra lágrima.

Por: Ana Mendoza | @limoncometa

Relacionados

Anunciate en Filmweb