Apantallante: ¿Por qué cada vez vemos menos televisión?

junio 18, 2018

Por: Redacción

No sé ustedes, pero cada vez conozco más personas que cuando les preguntas sobre tal o cual programa, simplemente te dice “es que yo no veo televisión”… Así de simple: El público de la pantalla chica ha ido disminuyendo considerablemente; tanto, que ahora las grandes televisoras presumen su audiencia por millones de personas y no por puntos de rating, ya que distan mucho de ser las cifras APANTALLANTES que se registraban hasta hace algunos años.

Me queda claro que el surgimiento de las nuevas plataformas ha sido determinante para que muchos se olviden de la TV. Ya saben, las redes sociales, los canales de videos, los miles de programas de todo tipo que se transmiten por internet y sobre todo, las empresas de streaming de contenido multimedia, que con sus producciones (algunas veces originales y otras compradas) han logrado conquistar a millones de personas que encuentran en sus plataformas, muchas y muy interesantes opciones para entretenerse. Tal es el caso de BLIM, AMAZON PRIME VIDEO, CLARO VIDEO y NETFLIX, que gracias a ‘LUIS MIGUEL, LA SERIE’ está viviendo unos de los momentos más importantes de su exitosa y breve historia, iniciada en Estados Unidos en 1997.

Desde luego que la existencia de estos medios ha multiplicado las opciones del televidente que, hoy en día, se pierde entre cientos de alternativas. Sin embargo, también hay que reconocer que las televisión abierta y de paga, poco están haciendo para recuperar terreno y es que, lo más probable, es que esto ni siquiera les interesa.

Si quisieran recuperar audiencia, no existirían programas como ‘ENAMORÁNDONOS’ (el peor de todos), ni se la pasarían repitiendo ‘LA FAMILIA PELUCHE’, ‘UNA FAMILIA DE DIEZ’ o ‘VECINOS’. Se esmerarían en hacer nuevas producciones de comedia, pero bien hechas, tan divertidas y entrañables como las ya mencionadas, y no tan efímeras y poco impactantes como ‘RENTA CONGELADA’ o ’40 y 20’… De verdad, ¿cómo estará la cosa que lo ‘menos peor’ y más rescatable es ‘NOSOTROS LOS GUAPOS’? Y eso que (entre repeticiones y ‘novedades’) ADRIÁN URIBE y el muy talentoso ARIEL MIRAMONTES, ya están más vistos que el PEJE en campaña. Pero sigamos…

Si las televisoras quisieran que las grandes masas regresaran a la pantalla casera, no harían de los programas matutinos un circo, donde literalmente hay payasos (con y sin maquillaje), multitudinarios elencos y chacota durante tres horas para que sus televidentes vean cómo se divierten ellos, porque –para ser sinceros- eso es lo único que logran transmitir. En pocas palabras, “diviértanse viendo cómo nos divertimos nosotros jugando”. Aquí lo interesante es preguntarles si verdaderamente lo logran.

Y ya que hablo de matutinos, en la TV abierta hay una opción diferente: Se llama ‘SALE EL SOL’ y cada vez gana más seguidores… Es cuestión de gustos. En lo personal, me cansan sus rollos existenciales y espirituales ¡diarios! Con todo respeto a su trabajo, me da profunda flojera cuando se ponen a ‘filosofar’ y alucino a gente como la ‘TÍA ROX’ que aparece en escena para decirte qué hacer con tu vida para ser –según ella- feliz… Honestamente, NO ME GUSTA, pero reconozco que es una opción que hacía falta para llevar un poco de ‘calma’ a quien lo requiera. Sé de gente que ama esta emisión, que disfruta a LUZMA ZETINA como si fuera el mismísimo DALAI LAMA y que se emocionan cada vez que PAULINA MERCADO habla del ‘guapo’ (o sea, siempre), e –incluso- hasta se fascinan con el mal carácter de CARLOS ARENAS.

Yo, como buena periodista de farándula, disfruto mucho los espectáculos. Me encanta la dupla que forman GUSTAVO ADOLFO INFANTE y ANA MARÍA ALVARADO. Son tan diferentes, que se complementan, pues mientras él suelta los comentarios ‘sin pelos en la lengua’, ella se encarga de suavizar el tema con puntos de vista muy válidos, y la cosa termina bastante equilibrada, gracias a dos personas que saben de lo que hablan, que tienen experiencia y carreras muy respetables.

Es, pues, ‘SALE EL SOL’ unos de ésos pocos intentos de renovar la televisión… Otros que se han esmerado son los productores de algunas novelas tradicionales, de esas historias rosas y divertidas que ahora –más ágiles, breves y con cierto aire de series- han logrado atrapar a un sector del público que está ávido de entretenerse sin complicaciones, que sólo quiere pasársela bien, porque bastante difícil es la vida cotidiana, como para clavarse con truculencias televisivas. Prueba de ellos son melodramas como la recién terminada  ‘HIJAS DE LA LUNA’ y como ‘Y MAÑANA SERÁ OTRO DÍA MEJOR’, realizaciones que cuentan con buenas historias y estupendos elencos.

De los noticieros, ni hablar. Son un mal necesario. Y digo mal, no porque estén mal hechos, sino porque en estos tiempos, verlos es verdaderamente depresivo y en época electoral, también es verdaderamente fastidioso… Pero hay que prender la tele y sentarse a verlos, ya que es la forma más sencilla de poner los pies en la Tierra y de saber en qué mundo vivimos. Eso sí, por salud mental, véanlos lo estrictamente necesario, pero véanlos, por mínima cultura general.

De ahí en fuera, poco que rescatar en la TV… Quizá los programas de entrevistas maravillosas de CRISTINA PACHECO, las emisiones de ‘VENTANEANDO’ que siguen sin competencia al frente, las divertidas transmisiones de futbol en AZTECA y uno que otro programa de concursos. Si hay más, créame que no son muchos. En realidad son pocas opciones y por eso hemos volteado la vista hacia otras plataformas, cansados de repeticiones de telenovelas, programas de comedia, unitarios… Ustedes, ¿qué opinan? ¿Resurgirá la televisión?

¡Hasta la próxima!

Por: Rocío Maldonado | @ChioMaldonado | Facebook: ChioMaldonadoPeriodista

Durante 27 años de carrera, ha tenido la posibilidad de trabajar en todas las ramas de comunicación: radio, televisión, internet y prensa escrita, destacando publicaciones como TVyNovelas y TV Guía, la dirección de la sección de espectáculos del periódico Estadio, la conducción y jefatura de información de los programas Tempranito, El recreo de La Academia y Por fin el fin, todos en TV Azteca. Formó parte del equipo de producción e información de las entregas de Las Lunas del Auditorio Nacional por espacio de cinco años.

Relacionados

Festival de Cine para Niños

feratum