Ana Cruz invita a la aventura a través de la docuficción

0 Flares 0 Flares ×

Teniendo el objetivo de acercar al público en general, en especial a los jóvenes, al género documental, y después de la realización de Mujeres de la Revolución Mexicana, en 2010, y Las Sufragistas, en 2012, Ana Cruz reapareció en la escena cinematográfica con Humboldt en México. La mirada del explorador, un documental con acción dramática, también escrito y producido por ella, en el que la realizadora muestra el viaje que el explorador Alexander Von Humboldt, realizó en tierras mexicanas, dejando una vasta investigación científica y antropológica de la cultura y civilización que observó en la Nueva España en 1803.

El proyecto, cuyo argumento fue creado tras una ardua investigación, que incluyó también los escritos de los diarios de navegación del protagonista, contó también con la asesoría histórica de Jaime Labastida, y científica de Robert Bye, Edelmira Linares y Tom Janota, para darle mayor veracidad al proyecto, que fue estrenado a nivel mundial en la pasada edición del Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF) 2017.

Charlamos en exclusiva con Ana Cruz sobre este proyecto, mismo que dejó en ella gratas satisfacciones como cineasta e investigadora.

¿Cómo nace la idea de realizar Humboldt en México. La mirada del explorador? ¿Por qué elegir a este personaje y contar su historia como una docuficción?

El personaje ha estado vinculado a mi vida desde mi juventud, porque soy ex alumna del Colegio Alemán Alexander Humboldt, aunque nunca fue un personaje que estudiáramos o que revisáramos sus aportaciones, ni mucho menos. Pero cuando se hizo la coyuntura del año dual México Alemania, yo estaba colaborando para Conaculta y tuve la oportunidad de participar en este grupo de trabajo y me sorprendió mucho que nadie fuera a hacer algo sobre Humboldt, que no hubiera mucho interés, sobretodo de la parte alemana.

Entonces me puse a investigar, y vi que había muchas cosas sobre él en términos audiovisuales, pero nada sobre México y me di cuenta que era una laguna histórica enorme y empecé a investigar y decidí hacerlo yo, porque me parece un personaje muy interesante, atractivo e inteligente y la verdad, lo que hice primero fue ir a ver a Jaime Labastida, que es un especialista en Humboldt y me estimulo muchos en que desarrollara el proyecto.

Lo que quise hacer, al abordar el docuficción, fue no querer hacer algo que estuviera dirigido únicamente a un público especializado, además de que pudiera considerarse un personaje elitista. Entonces me enfoqué en presentar al personaje aventurero y explorador. Así fue que presenté el proyecto y fue aceptado, pues una cosa muy importante que gustó a CONACYT, fue que se pretendía acercar a los jóvenes a la ciencia y que su figura fuera tomada como de inspiración”.

¿Cuáles fueron los retos a enfrentar, en todas sus etapas, al momento de realizar este trabajo?

Muchísimos. Cuando hago el proyecto, la verdad, es que el presupuesto era enorme, pues había que presentar la época en que Humboldt llega a México, en 1803, y no había imágenes de archivo, ni mucho menos. Las imágenes que había de él eran muy pocas, aunque fue un hombre muy importante en su tiempo, que eran nada para hacer un documental.

Entonces pensé en recrearlo, y algo que me atraía mucho era encontrar al actor ideal para interpretarlo y encontrar a Alexander Holtmann fue fantástico, pues lo encarnó de forma magistral y junto con el francés, David Psalmon, hicieron una química extraordinaria, que quise explotar al máximo. La verdad es que, al final, yo ya quería hacer todo docuficción.

Hacer época es muy caro, inclusive un poco más de lo contemplado; pero lo que logramos al momento de editar, quedó muy bien, además de que respetamos ese compromiso con la verdad, con la historia. En ningún momento inventamos algo, si recreamos la figura, pero todo es real”.

¿Cuál es el camino que quiere usted que este proyecto lleve en festivales nacionales e internacionales?

La premier internacional fue en el GIFF, que fue uno de los productores del proyecto, siendo además un gobierno muy sensible ante el proyecto, además de que parte de él se filmaron en Guanajuato.

Después de eso tuve el apoyo de IMCINE, quien me propuso apoyarme en ver en qué festivales de cine nacional e internacional podría participar, por lo que lo guardamos un poco para esperar propuestas; y pues queremos ver a cuales de estos eventos podría ir en el extranjero, sobretodo europeos y alemanes, por ser el origen de Alexander Von Humboldt.

Una vez que concluyamos esta etapa de festivales, realizaremos un recorrido por todos los museos donde la Conabio, (Comisión Nacional para el conocimiento y uso de la biodiversidad), está presente, gracias al apoyo de su Coordinador Nacional, el Doctor José Sarukhán Kermez; y otro gran interés sería poder transmitirlo en algún canal de televisión cultural o de televisión privada o abierto, además de alguna plataforma digital.

El gobierno de Guerrero también se ha acercado y el gobernador propuso una premier en ese estado. La idea era poder hacerlo en el FICA, pero con todos estos acontecimientos que han sucedido a consecuencia de los temblores, no creo que se haga; pero si está la idea de poder exhibirlo en Taxco, lo cual sería ideal porque está vinculado con la historia de Humboldt.

Además de que está la invitación para proyectarlo en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), y obviamente en la Cineteca Nacional. Queremos desarrollar una buena estrategia para exhibirlo y que la gente lo vea. Ambiciono que lo vea mucha gente y no sólo una fuente de ciencia. Que sea recomendado porque está padrísimo y puede ser visto por todos”.

Como especialista en este género, ¿Considera usted que existe una apertura del documental entre el público mexicano?

Creo que el género está tomando un primer aire dentro del gusto del público. Hay de documentales a documentales, y este es un poco más atractivo porque tiene escenas recreadas, además de la información del personaje, esto con la idea que teníamos de acercar al público al género y tiene todo, incluso, hasta para ser comparado con una película de ficción.

Tiene el valor del documental y de la ficción; aunque yo soy documentalista, que es un género que me encanta, y que al mismo tiempo te invita a la aventura. El hecho de conocer cosas que no tienen nada que ver con la ficción, tiene un valor muy interesante; y puedo decir que con este trabajo logré unir dos mundos muy diferentes, el de la ficción con el documental, y se logró un buen resultado”.

¿En su papel como realizadora, qué otros temas le gustaría explorar?

A través de Humboldt, tuve un acercamiento con ‘La Güera´ Rodríguez que es otro personaje fascinante; pero para poder acercarme un poco más a él debo de recuperarme un poco tras haber terminado ‘La mirada del explorador’, que fue como un parto y debo de esperar un poco y tomar una nueva decisión creativa.

Tengo también un proyecto de ficción, un largometraje histórico, que está en su primer tratamiento, que transcurre en México y es sobre Elena Arizmendi, que fue la amante de José Vasconcelos. Fue la fundadora de la Cruz Blanca en la Revolución Mexicana y conocí de ella en 2010, cuando hice ‘Mujeres en la Revolución’. Estoy tallereando el argumento y espero poder hacerlo, aunque este tipo de proyectos son muy caros”.

¿Sigue vigente su gusto por la televisión?

Me encantaría hacer una serie, pero con el sismo se pospusieron algunas propuestas. Me apasiona la televisión y las series. De hecho, se podría hacer una serie sobre Humboldt”.

Por: Fabián de la Cruz Polanco | @fabiancpolanco

Fotografías: Cortesía Ana Cruz y Mariana Padilla