Amor y muerte inspiran a Angélica Aragón en cine

noviembre 6, 2014

Por: Redacción

Angélica Aragón protagoniza  "Todos están muertos".

Fernando Díaz, enviado.

GUANAJUATO, Guanajuato.- Ver a la muerte y el duelo que ésta causa como experiencias sanadoras para la mente y las emociones, significó un proceso que orilló a la actriz Angélica Aragón a participar en la película “Todos están muertos”, ópera prima de la realizadora ibérica Beatriz Sanchis.

En la cinta, una coproducción México-España, la intérprete encarna a “Paquita”, mujer supersticiosa pero de enorme corazón que se ocupa de su hija “Lupe” (Elena Anaya), estrella de rock en decadencia cuya depresión y agorafobia no le permiten salir de casa.

A “Paquita”, quien también se hace cargo de su nieto adolescente,  se le “acaba” el tiempo y no quiere marcharse sin antes recuperar a su hija, atormentada por un doloroso pasado en el que debió lidiar con la muerte de su hermano “Diego” (Nahuel Pérez), al que ve como un fantasma.

La muerte es un tema muy interesante que Beatriz vincula en la película a nuestra cultura como mexicanos, y eso nos ayuda a tomar conciencia, a verla como un tránsito a lo que puede haber más allá de la vida.

Al principio decliné la invitación para participar porque mi madre estaba muy delicada de salud; finalmente murió y 15 días después llame a ‘Bea’ para ver si aún me podía integrar al reparto, lo cual sí sucedió. El arte es uno de los vehículos para sanar y aligerar el alma”, afirmó Angélica Aragón.

De acuerdo con la actriz, “Todos están muertos” cumplió con sus expectativas profesionales por tener un guión que calificó de sólido, completo, escrito y dirigido por una mujer y con personajes coherentes, además de ser una ópera prima, en su opinión, decisiva en la carrera de todo cineasta que debuta como director de largometrajes.

Valoro mucho el hecho de que los directores jóvenes se interesen en mi trabajo. También leo con mucho interés los guiones que llegan a mis manos; tener una oferta de trabajo es un acontecimiento porque hay un sinnúmero de actrices que podrían ser consideradas para un personaje, y el que yo lo haga es un privilegio”, señaló.

Homenaje al amor y a la música

Para realizar este filme Beatriz Sanchis se basó en una historia personal: la muerte de su mejor amigo, que además le sirvió para plantearse una de las premisas de la película: ¿qué pasaría si alguien fallecido regresara para ver a un ser querido y se despidiera de él como debió haberlo hecho?

Esta película habla de tres temas importantes: el amor, la muerte y la música, es un homenaje a éstos. Todo lo que hago es muy visceral y todo tiene que ver conmigo aunque modificado”, refirió la directora de los cortometrajes “La clase” y “Mi otra mitad”

Incluso habló del proceso que implicó realizar el largometraje: “Fue un camino marcado en conjunto con las productoras. Lo que más te cuesta es encontrar a alguien con quién trabajar el proyecto, financiarlo, venderlo, exhibirlo, pero en mi caso también lo fue escribir la historia”.

“Todos están muertos”, cinta ganadora al premio de Mejor Ópera Prima Mexicana del 17 Festival Internacional de Cine Guanajuato (GIFF), también cuenta con la actuación de Patricia Reyes Spíndola, Macarena García y Patrick Criado. Fue producida por Laura Imperiale e Inna Payán, y se espera que llegue a salas de cine mexicanas este mismo año o principios de 2015.

Relacionados