“Amor sin barreras”: La historia shakespeariana que no pierde vigencia

mayo 10, 2016

Por: Redacción

Omar Villalpando.-

Dicen que no hubo tema humano que William Shakespeare no haya abordado en sus historias: de los celos, el poder y la duda, hasta la traición y el amor excesivamente apasionado.

En “Romeo y Julieta”, tragedia que lo lanzó a la fama, el llamado “Bardo de Avon” trata la alteridad. Llevada a la modernidad, no hay mejor territorio que enmarque ese conflicto humano que Nueva York, como hace la película musical “Amor sin barreras” (West Side Story, 1961).

Se trata de una adaptación contemporánea en torno al conflicto que ocurre en un barrio de Manhattan, a fines de los años cincuenta entre las bandas juveniles de los Sharks y los Jets, una puertorriqueña y la otra anglosajona. En medio de las disputas surge el amor de dos jóvenes pertenecientes a grupos contrarios.

Para comprender mejor el impacto de la película es importante recordar su raíz, pues tanto la obra de Shakespeare como de sus siguientes adaptaciones surgen de la antigua tradición medieval del amor cortés: la idea de los amores imposibles, que generalmente ocurría entre nobles, que impedía a los amantes el estar juntos y que culmina en tragedia”, precisa la escritora mexicana Anamari Gomís.

El filme es la adaptación al cine de la exitosa puesta musical de Broadway que conjunta la música de Leonard Bernstein y Stephen Sondheim, con dirección de Robert Wise y Jerome Robbins, responsable de las míticas coreografías que llevaron a bailar en pantalla grande a actores como Natalie Wood, Richard Beymer, Russ Tamblyn y Rita Moreno, entre otros.

Amor sin barreras 2

De acuerdo con Gomíz, para crear “Romeo y Julieta” el dramaturgo británico por primera vez deja de lado los relatos del pasado y se basa en el sonado de la época en el que un par de adolescentes en Verona, quienes hacen un pacto suicida luego de que sus familias les impidieran estar juntos.

En ese sentido, señaló que el gran acierto de “Amor sin barreras” al llevar a nuestros días una historia tan antigua como esa radica, además de en la universalidad de los textos de Shakespeare, en el lugar en que se enmarca la trama. A decir de la novelista y académica, los realizadores no pudieron encontrar un sitio más perfecto que el lado oeste de Nueva York.

Se trata de una ciudad que se ha construido por inmigrantes y que se ha definido por los conflictos entre estos. Un tema totalmente actual, lo vemos con la crisis de inmigración centroamericana y mexicana a Estados Unidos. Así que era y sigue siendo el escenario ideal para encamarar el tema de las diferencias que caracteriza a ‘Romeo y Julieta’”, expuso.

Esas ideas fueron expuestas en el ciclo “Charlas sobre cine y literatura: Shakespeare 400 años”, que se realizó en la Cineteca Nacional con las colaboración de la Secretaría de Cultura, la Coordinación Nacional de Literatura del Instituto Nacional de Bellas Artes y el British Council México.

Relacionados