Adriana Paz se arriesga e incursiona en el cine de comedia

3 Flares 3 Flares ×

Fernando Díaz Juárez.-

Conocida por interpretar personajes con gran carga dramática en películas como “La caridad”, “La tirisia” e “Hilda”, que la han llevado a ser uno de los nuevos talentos del cine mexicano, la actriz Adriana Paz salió de su zona de confort para participar en su primera comedia en pantalla grande.

Se trata de una película dirigida por el director Guillermo Barba, que se estrenará a finales de este año y en la que comparte créditos con Christopher Uckerman, Zuria Vega y Juan Pablo Medina, entre otros actores.

Sin revelar muchos detalles, adelantó que en dicho largometraje interpreta a “Maripaz”, una mujer que sólo piensa en casarse con el hombre de sus sueños.

Es una película que disfruté mucho hacer y que además me sacó de mi zona de confort, porque las películas dramáticas son las que más peso tienen en mi carrera; es un proyecto que me puso en un lugar al que no he accedido tanto, y eso como actriz me renueva”, dijo en entrevista.

Adriana Paz afirmó que la comedia en cine resulta importante en los tiempos que actualmente vive México, plagado de problemas como la violencia y la inseguridad.

Ver una película que te haga reír es una bocanada de aire fresco. El público está harto de las cosas negativas y con esta cinta se va a divertir mucho”.

La intérprete, quien hace unos días fue galardonada con el premio Ariel en la categoría de Mejor Coactuación femenina, por su actuación en el filme “Hilda”, se mostró contenta de que por fin su carrera haya comenzado a rendir frutos para ser reconocida como uno de los talentos más prometedores del cine mexicano.

Eso me provoca una enorme satisfacción; me enorgullece que la gente empiece a saber quién soy y cuál es mi trabajo, porque eso también me ayuda a tener oportunidades de hacer más cosas. Más allá de ser famosa quiero llegar al público estando en proyectos que le dejan algo bueno”, expresó.

Cabe recordar que en “Hilda”, cinta dirigida por Andrés Clariond, Adriana dio vida a una joven que por azares del destino termina trabajando para el servicio doméstico de una mujer con una posición económica y social privilegiada, pero termina esclavizada e impedida para salir de ese lugar, donde hace las labores diarias de limpieza.

Fue un personaje con el que me identifiqué plenamente, porque durante dos años viví en España sin tener papeles legales de residencia, y me vi en la necesidad de pedir trabajo como cocinera para poder sobrevivir; o en Canadá, donde viví una situación similar pero cuidando a una mujer de edad avanzada y también haciendo limpieza”, contó.

En ese sentido consideró que el cine es un agente de cambió para que el público reflexione entorno temas como la esclavitud moderna o el abuso de poder.

Más allá del entretenimiento nuestra obligación como actores es hablar de las cosas que suceden para visibilizarlas y darles voz, con el propósito de hacer reflexionar al público a través de una herramienta tan poderosa como el cine”, finalizó.

Post relacionados