Adriana Barraza, la mujer marginada y discapacitada de “Volar”

Fernando Díaz Juárez.-

El cine latinoamericano ocupa un lugar prioritario en la vida profesional de la actriz Adriana Barraza, por eso, entre los proyectos cinematográficos más destacados en los que participó este 2016 se encuentra la película COLOMBIANA “Volar”, en la que comparte créditos como su esposo Arnaldo Pipke y que se estrenará el próximo año.

En el filme se le verá como una mujer en silla de ruedas cuya vida cambia cuando conoce a un “gamine”, término usado en Colombia para referirse a los niños de la calle.

Es una película que mostrará una realidad latente en todos los países del mundo: las personas desamparadas, y no sólo por el hecho de que no tengan dónde vivir, sino también porque están solas, incluso aunque tengan compañía”, dijo en entrevista con Filmeweb.

Afirmó que se trata de un tema duro para la sociedad latinoamericana, acostumbrada a marginar y discriminar a las personas con discapacidad, y también a quienes no han podido reinsertarse en ella.

Entre los estrenos de películas que también tiene pendiente se encuentra “Perros”, otra cinta de producción colombiana dirigida por Harold Trompetero, protagonizada por John Leguizamo y en la que se le verá como una abogada inmersa en un sistema de justicia corrupto.

Doy vida a la abogada de un hombre encarcelado en una prisión en donde el hacinamiento es terrible, y por tanto las condiciones de vida son sumamente precarias. Ella hace todo lo posible por sacarlo de prisión”.

Por otro lado Barraza, quien asistió como invitada especial a la tercera edición de los Premios Fénix, cuya ceremonia tuvo lugar la noche de este miércoles en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris, también habló sobre el cine iberoamericano que se hace actualmente.

La forma de contar historias en el cine de la región ha cambiado sólo en cuanto a tecnología se refiere. Alguna vez me preguntaron qué diferencia había entre el cine estadounidense y el mexicano, y obviamente es el dinero, sólo eso, porque la pasión y las ganas de contar historias son las mismas”, señaló.

Por último dijo que 2016 lo cerrará de forma satisfactoria, sobre todo con su Adriana Barraza Acting Studio, centro de formación actoral ubicado en Miami con cinco años de existencia, y con el cual este año pudo concretar la realización de tres cortometrajes, una mini telenovela y dos obras de teatro.

Post relacionados