A través del teatro, un caníbal se confiesa purgando culpas

0 Flares 0 Flares ×

Diana Ruiz.-

Escalofriantes, perturbadores y eróticos relatos son los que, teniendo como pretexto su estadía en un teatro, ofrece un joven y atractivo caníbal en el monólogo teatral “La confesión del caníbal”, escrito y protagonizado por Sergio Rüed, bajo la dirección de Eduardo Ruiz Saviñon, un experto en el género del terror y suspenso en el teatro mexicano; y que inicia temporada el próximo sábado 8 de octubre a la 19:00 horas, inaugurando con ello el Foro “Sala Novo”, ubicado dentro de las instalaciones del Teatro La Capilla, en Coyoacán.

Durante la velada ‘Enoc’, un yuppie que nos recuerda un poco a ‘Patrick Bateman’ de “Psicópata americano”, nos otorga los pasos a seguir para poder ser un excelente caníbal, según su punto de vista: tener belleza física y saber mantenerla, así como encanto para conquistar a las personas y ser muy disciplinado, entre otros; además de mostrarse como un apasionado de las artes. Todo esto para dejar en claro que es un elegido de Dios desde el cielo, para poseer en su estómago una puerta directa al infierno.

Me fasciné por este tipo de asesinos seriales y escribí la obra que, según me dicen quienes ya la leyeron, es muy fuerte y que nunca antes se había presentado algo así en México. Me dijeron que la gente no la va iba a soportar; por eso busqué a un buen director para que me ayudara a nivelar en escena lo que estaba escrito en el texto y creo que se logró un trabajo impresionante, en el que Eduardo Ruiz Saviñon le dio un gran giro al proyecto, pero sin cambiar nada de la esencia original del texto. Hizo una síntesis a nivel teatral que es muy digerible”, dijo Sergio Rüed, egresado del Centro Universitario de Teatro de la UNAM (CUT).

Rüed confesó haber escrito “La confesión del caníbal” en un periodo muy corto, pero que el final de la historia llegó a él hasta un mes después de haber terminado de escribir el resto del monólogo; y que además de investigar sobre casos reales del tema, vio en el cine algunos puntos de referencia, en especial en películas como “El silencio de los inocentes” y “Psicópata americano”, pero dejó en claro que nada tienen que ver con lo que se narra en su propuesta teatral.

Lo curioso que tiene este proyecto es que se me reveló, de manera misteriosa, la historia real sucedida en la Ciudad de México, del Caníbal de la Colonia Guerrero, José Calva Zavala, la cual desconocía. Su historia y la que yo escribí tienen algunas similitudes; por ejemplo, este hombre era un poeta y se autodenominaba ‘El caníbal poeta’. Escribió una obra de teatro llamada ‘Instintos caníbales’, la cual nadie ha leído pero está guardada en los archivos de la justicia mexicana. Un amigo de Eduardo Ruiz preguntó si se podía tener acceso a ella y le dijeron que no. Que era imposible”, aseguró.

canibal-2

Esta no es la primera ocasión en la que Sergio Rüed aborda el género del terror y suspenso en el teatro. Anterior a “La confesión del caníbal” concibió “La noche del duende”, la cual montó con compañeros estudiantes del CUT.

Era una obra de terror en la que un tipo asesinaba a sus amigos de infancia. En esa ocasión tuvimos un impacto muy fuerte entre el público, que incluso tuvimos una temporada más larga en el CUT, algo que no sucede siempre. Me gustan mucho las películas de terror y de suspenso, pero me parece curioso que en teatro se suela evitar estos géneros. Son pocas las obras que existen hoy día en la cartelera.

Siempre he pensado que los géneros dramáticos son herramientas para poder enviar un discurso. La herramienta es atrapar al espectador y qué mejor manera de hacerlo que con un asesino serial, que siempre terminan siendo alguien muy atractivo”, precisó el también director de la comedia musical “Las aventuras de Odiseo”.

Según su autor y protagonista, “La confesión del caníbal” es una obra única. Independiente si al público le guste o no el género del terror, es una obra que tiene mucho más allá que pretender dar miedo al espectador.

Eso es parte dé. Hay que verla, porque todos tenemos un caníbal dentro y haciendo la analogía, es evidente que todos queremos devorar al mismo hombre. La lucha y la necesidad de justificarnos, somos todos”.

A la par de su temporada en el Foro “Sala Novo”, del Teatro La Capilla, se pretende que en un futuro no muy lejano “La confesión del caníbal” sea llevada al cine, trabajo en el que Sergio Rüed ya realiza, acompañado de Fernando Moreno, bajo el asesoramiento de José Antonio Carreón; asegurando estar haciendo un buen trabajo, sin desvirtuar la idea original de la historia.

Queremos invitar a Jorge Michel Grau para que la dirija. Él ya conoce la historia y está muy interesado en el proyecto. Queremos buscar las convocatorias del EFICINE y FIDECINE, además de poder ir al IMCINE para que nos orienten y apoyen.

La adaptación está muy bien hecha, pues en el teatro se narran muchas cosas y en el cine las podremos ver, lo cual haría más real este proyecto”, concluyó Sergio Rüed.

Fotografía: Cortesía M&F Relaciones Públicas y Servicios Integrales

Post relacionados